CHS Blog

Actividades de otoño para usted y su hijo

Actividades de otoño para usted y su hijo
Publicado el November 4, 2016 por CHS

El otoño ofrece una rica gama de colores, texturas, aromas y vistas, que tanto usted como su hijo pueden explorar. Involucrarse en actividades divertidas y sencillas con su hijo, ofrece la oportunidad de fortalecer la relación, ayudar a su hijo a aprender y simplemente disfrutar el tiempo juntos. Las siguientes son ideas divertidas y de bajo costo sobre cómo se puede explorar la temporada de otoño con su hijo.

Artesanías y actividades

Trabajar en manualidades con su hijo es una oportunidad para desarrollar creatividad, confianza y estupendas conversaciones. Asegúrese de tener todo lo que necesita listo para comenzar, y permita una suficiente cantidad de tiempo para completar proyectos. Muchos suministros para artesanías son fáciles de encontrar en tiendas de baratijas, pero asegúrese de que los artículos que compra sean no tóxicos. Al elegir hacer una de las actividades o artesanías que aparecen a continuación, tenga en cuenta la capacidad del niño para entender y completar la tarea de forma segura.

  • Paseo por la naturaleza: Esta actividad es apropiada para todas las edades. Invite a su hijo a ir a dar una caminata por la tarde o un sábado por la mañana. Al caminar, haga preguntas a su hijo que atraigan su atención a la naturaleza e inicie conversaciones. Por ejemplo, "¿Qué piensas que veremos afuera?" Lleve consigo un pequeño cubo o bolsa para recoger artículos de la naturaleza que su hijo encuentre en el piso, tales como hojas, ramitas, piedras, pétalos de flores o piñas.
     
  • Creación y exploración de colecciones de la naturaleza: Esta actividad es apropiada para niños desde que comienzan a caminar, en adelante. Guarde una caja de cartón, o un contenedor de huevos que usted y su hijo puedan decorar usando crayolas, marcadores o etiquetas adhesivas. También puede utilizar una vieja caja de mano o de herramientas. Utilice esta caja como lugar para almacenar los elementos de la naturaleza que encuentra en sus paseos. En los días en que no se puede ir a dar un paseo, usted y su hijo pueden volver a visitar los recuerdos de lo que han encontrado y explorar sus tesoros de la naturaleza. Puede llenar con agua un recipiente de plástico transparente o una botella y utilizarlo como una lupa para que su hijo pueda ver bien los detalles de los elementos de la naturaleza. Pregúntele a su hijo si le gustaría hacer dibujos de lo que ve, o coloque un papel sobre distintos elementos de la naturaleza y frote suavemente sobre el mismo con un lápiz, o una crayola acostada para ver huellas de diferentes texturas.
     
  • Diversión de telaraña: Los niños generalmente pueden encontrar arañas afuera y durante esta época del año mucha gente las tiene expuestas como decoración para Halloween. Aquí hay un par de formas de explorar las telas de araña con los niños:
     
    • Telarañas de algodón: Esta actividad es apropiada para todas las edades, aunque a los niños hay que supervisarlos ​​de cerca. Junte algunas bolas de algodón común. Usted y su hijo pueden explorarlas y suavemente tirar de las hebras, que al separarse crean la apariencia de telas de araña. Se pueden colgar como decoración o pegar en papel.
       
    • Pintura de telarañas: Esta actividad es apropiada para todas las edades, aunque a los niños hay que supervisarlos ​​de cerca. Los niños pueden pintar telas de araña sobre cartulina negra, con pintura comestible casera. Para hacer la pintura se necesitan: 2 tazas de fécula de maíz, 1 taza de agua fría y 4,5 tazas de agua hirviendo. Mezcle la harina de maíz con el agua fría y revuelva. Vierta el agua hirviendo, sin olvidar revolver luego de cada taza. Continúe revolviendo hasta que la mezcla se funda y comience a tener una consistencia cremosa suave. Deje que se enfríe antes de usarla. Para las telas de araña puede dejar la pintura blanca o se puede agregar y mezclar colorante para alimentos antes de que se enfríe. Otra variante de esto es colocar cartulina negra en el fondo de una caja, sumergir una pelota de golf en pintura blanca, colocar la pelota en la caja y permitir a su hijo mover la caja para crear líneas en forma de telaraña con la pelota. Si prefiere no utilizar pintura, su hijo también puede utilizar una crayola blanca o tiza para dibujar telas de araña.
       
  • Máscaras con platos de papel: Este proyecto es adecuado para niños de tres años en adelante. Necesitará: platos de papel, hebras de lana, tijeras (para uso de adultos), crayolas, marcadores y pegatinas. Mientras prepara los materiales, pregúntele a su hijo qué tipo de máscara quiere hacer para llevar sobre su cara y cómo va a hacerlo. Las conversaciones de este tipo le brindan a su hijo la oportunidad de establecer un objetivo y considerar los pasos que tendrá que dar para lograrlo. Corte dos agujeros para los ojos justo por encima del centro del plato y corte dos ranuras en los laterales donde se atará la hebra de lana que conformará una correa alrededor de la cabeza. Invite a su hijo a crear su máscara y comparta la actividad creando otra para usted mismo. Mantenga la conversación mientras trabajan. Cuando haya terminado, corte dos hebras de lana y ate un extremo de cada una en cada ranura del plato. Luego pídale a su hijo que sostenga la máscara sobre su cara, mientras usted ata un lazo en la parte de atrás de su cabeza. ¡Ahora pueden jugar!
     
  • Arte con hojas: Esta actividad es apropiada para niños de tres años en adelante. Necesitará: filtros de café, cuentagotas, colorante para alimentos, tazones pequeños (o una bandeja de plástico para hielo), periódicos, agua fría y tijeras (para uso de adultos). Corte unos filtros de café con forma de hojas. Extienda hojas de periódico sobre una mesa para mantener las cosas limpias. En cada tazón, ponga una o dos gotas de colorante para alimentos y añada agua. Coloque los filtros, los tazones con agua coloreada y los cuentagotas sobre la mesa. Anime a su hijo a usar el cuentagotas para aspirar agua coloreada y soltarla sobre los filtros. Ambos disfrutarán observando los colores expandirse y mezclarse a través de los filtros. Ésta es una actividad maravillosa para desarrollar la coordinación ojo-mano, la motricidad fina, la creatividad y conceptos científicos. Una vez que los filtros estén secos, se pueden colgar en la ventana para ver cómo se ven con la luz solar pasando a través de ellos.
     
  • Baile de hojas: Esto es apropiado para niños de 2 años en adelante. Necesitará música y serpentinas de papel crepé (de cualquier tienda de fiestas). También se pueden utilizar bufandas o pañuelos en lugar de serpentinas. Hable con su hijo acerca de cómo las hojas caen de los árboles y el viento las arrastra. Dele a su hijo una serpentina o una bufanda y tome una para usted mismo. Pídale a su hijo que lo acompañe a bailar como una hoja a la que sopla el viento. Reproduzca música para ayudar a inspirar movimientos de danza. Elija música sin palabras para que su hijo pueda concentrarse en el sonido de los distintos instrumentos. Puede hacer clic en los siguientes enlaces para escuchar algo de música clásica.
  • Cultivo de maíz: Esto es apropiado para niños de tres años en adelante. Necesitará: bolsas de plástico con cierre, bolas de algodón, palomitas de maíz (sin preparar), agua y un marcador negro. Esta es una oportunidad para que usted y su hijo vean algo crecer con el tiempo y tener conversaciones acerca de cómo crecen las cosas. Para realizar esta actividad, humedecer una bola de algodón con agua, colocarla en una bolsa de plástico, agregar un par de granos de maíz y sellar la bolsa de plástico. La bola de algodón no debe gotear agua. Si está demasiado mojada, pídale a su hijo que exprima el exceso de agua. Use el marcador para escribir la fecha y la hora en la bolsa, y colóquela sobre una ventana que reciba sol. Anime a su hijo a que la observe cada día y, tal vez, incluso pueden llevar un pequeño diario donde anotan las observaciones. Haga clic aquí para más ideas sobre cómo los niños pueden aprender de las cosas que crecen.
     
  • Diversión sensorial: Esto es apropiado para todas las edades, aunque los niños pequeños requerirán supervisión de cerca. Necesitará: una palangana de plástico, una bolsa grande, un mantel de plástico o periódicos para que la limpieza sea fácil. Compre algunas frutas y verduras de otoño como maíz, calabaza, manzanas, etc.. Lave bien todos los alimentos antes de usarlos y lávese las manos antes de la actividad. Colóquelos sobre un mantel de plástico o en una palangana. Invite a su hijo a explorar estos elementos. Tomarlos uno por uno, olerlos, tocarlos, apretarlos, medirlos con lana o cinta métrica, pesarlos y mirarlos con una lupa. Enséñele a su hijo nuevas palabras para describir estos elementos (liso, ondulado, áspero, rasposo, naranja, amarillo, verde, pesado, liviano, largo, redondo, etc.). Una vez que los niños hayan pasado tiempo observando, usted puede cortar las frutas y verduras para que puedan oler y probar todo. Continúe conversando sobre lo que se puede observar, como por ejemplo, si el elemento es o no jugoso, la apariencia de las semillas, y cómo el color y la textura interior se comparan con el exterior.
     
  • Pavos de huella digital: Esto es apropiado para niños de 2 años en adelante. Necesita: cartulina blanca, un marcador negro, periódicos, un trapo húmedo y almohadillas de tinta no tóxica o un poco de pintura casera de color marrón, rojo, naranja y amarillo (ver receta en "Diversión de telaraña"). Extienda los periódicos sobre una mesa. Coloque la cartulina blanca encima, junto con las almohadillas para sellos. Si está utilizando pintura hecha en casa, coloque una pequeña cantidad en un plato de papel e incline el plato para que la pintura se extienda en una delgada capa y funcione como una almohadilla de tinta. Usted y su hijo pueden presionar con los pulgares en la pintura marrón, y luego presionarlos sobre la cartulina blanca para crear un cuerpo de pavo. Limpien sus pulgares y luego utilicen sus dedos meñiques para hacer plumas de colores alrededor del cuerpo del pavo. Después de que se seque la pintura, utilicen el marcador negro para dibujar los ojos, un pico, dos patas y tres dedos en cada pata. Si su hijo decide que quiere pintar su pavo de una manera diferente o simplemente pintar con el dedo con colores de otoño, ¡está bien! ¡El proceso creativo y la experiencia sensorial es más importante que el producto!
     
  • Práctica de la gratitud: Ser conscientes de las cosas de nuestra vida por las cuales estamos agradecidos y tomarnos el tiempo para sentirnos agradecidos de tener lo que tenemos, nos puede ayudar a vivir una vida más feliz y más sana. El día de Acción de Gracias es un momento en que las familias dan gracias por todo lo que tienen, pero la gratitud se puede practicar durante todo el año. Haga clic aquí para saber por qué la gratitud es importante. Haga clic aquí para obtener ideas de cómo usted y su hijo pueden practicar la gratitud todos los días. 

Proyectos de cocina simples

Los proyectos de cocina ofrecen a los niños la oportunidad de experimentar con conceptos matemáticos y científicos, aprender nuevo vocabulario y a hablar acerca de vivir un estilo de vida saludable. Haga clic aquí para ver un resumen por edad de cómo los niños pueden ayudar en la cocina. http://www.williams-sonoma.com/recipe/tip/skills-by-age.html

  • Cata de manzanas: Esto es apropiado para niños de cualquier edad que puedan comer una manzana de forma segura. Necesitará unas pocas variedades diferentes de manzanas, un cuchillo (sólo para uso de adultos), un trozo de papel y crayolas. Usted y su hijo pueden probar bocados de cada variedad de manzana y hacer una tabla de cuáles les gustaron más.
  • Tostada monstruo: Esto es apropiado para niños de tres años en adelante. Necesitará: pan blanco, leche, colorante para alimentos, pequeños cuencos, pequeños pinceles, una bandeja de horno y acceso a un horno con grill. Llene cada recipiente con un poco de leche y una cantidad generosa de colorante para alimentos. Invite a su hijo a pintar una cara de monstruo sobre un lado de una rebanada de pan blanco. Tuéstela en el grill. Permita que su hijo ponga un poco de mantequilla en la parte superior y coma su monstruo. ¡Mmm qué rico!
  • Semillas de calabaza tostadas: Esta actividad de cocina es adecuada para niños de tres años en adelante (con ayuda de un adulto). Permita que su hijo ayude tanto como le sea posible, de forma segura.
    • Necesitará: Un (1) litro de agua, dos (2) cucharadas de sal, alrededor de dos (2) tazas de semillas de calabaza, una (1) cucharada de aceite vegetal, una olla, un cuenco, una bandeja de horno y acceso a una cocina.
    • Instrucciones: Una vez que las semillas estén fuera de la calabaza, quite toda la pulpa que sea posible y descarte las semillas dañadas. Vierta el agua y la sal en la olla y colóquela sobre la hornalla. Lleve el agua a ebullición y vierta las semillas. Hierva las semillas durante unos diez minutos, luego escúrralas, extiéndalas sobre una toalla o papel de cocina y séquelas ligeramente. Coloque las semillas en un cuenco y mézclelas con el aceite vegetal. Repártalas uniformemente sobre una bandeja de horno y áselas a trescientos (300) grados durante treinta y cinco a cuarenta y cinco (35-45) minutos. Agítelas cada diez (10) minutos para que se cocinen uniformemente. Una vez que estén doradas, sáquelas del horno y deje que se enfríen. Pueden partir las cáscaras y disfrutar de las semillas, o colocarlas en un recipiente hermético y almacenarlas en el refrigerador.
  • Calabacines fritos al horno: Esta actividad de cocina es adecuada para niños de tres años en adelante. Permita que su hijo ayude tanto como le sea posible, de forma segura.
    • Necesitará: Dos (2) calabacines medianos, un cuarto (¼) de taza de harina, un cuarto (¼) de taza de pan rallado, un (1) huevo, un cuarto (¼) de cucharadita de sal, una pizca de pimienta, tres (3) cucharadas de aceite vegetal, un cuchillo (para uso de adultos), dos (2) bolsas de plástico con cierre, una bandeja de horno, una espátula, acceso a un horno y toallas de papel.
    • Instrucciones: Lave y seque los calabacines. Precaliente el horno a 400º. Corte los calabacines en tiras de forma que se asemejen a las papas fritas. Coloque el pan rallado, la harina y la sal en una de las bolsas de plástico de cierre hermético, ciérrela y apriétela para mezclar. Rompa el huevo, viértalo dentro de la otra bolsa de plástico, ciérrela y apriétela hasta que el huevo quede mezclado. Cubra la bandeja de horno con aceite. Coloque algunos calabacines cortados dentro de la bolsa con el huevo, cierre y agite la bolsa para que el huevo cubra los calabacines. Retire los calabacines y colóquelos dentro de la bolsa con la mezcla de pan rallado. Agite la bolsa para cubrir los calabacines con pan rallado. Retírelos y colóquelos en la bandeja de horno. Continúe hasta que todos los calabacines estén listos para hornear. Cocine los calabacines durante diez (10) minutos y luego delos vuelta y cocínelos otros diez (10) minutos. Retire los calabacines del horno y colóquelos sobre las toallas de papel para absorber el exceso de aceite. ¡A disfrutar!

Libros para niños

Acurrúquese y lea con su hijo. Puede leer la historia tal como está escrita o simplemente hablar de las imágenes en cada página. Leer a su hijo durante quince minutos al día puede ayudar a potenciar sus habilidades de lenguaje y alfabetización. Visiten la biblioteca local y echen un vistazo a los libros sobre el otoño. Las bibliotecas también tienen eventos especiales que son de entrada libre. Haga clic aquí para encontrar su biblioteca local. Aquí hay algunos libros para buscar: http://www.ilovelibraries.org/what-libraries-do

Libros para niños pequeños:

  • Apple Farmer Annie de Monica Wellington
  • Apples and Pumpkins de Anne Rockwell
  • Fall de Roger Priddy
  • Five Silly Turkeys de Salina Yoon
  • Happy Thanksgiving de Roger Priddy
  • Mouse’s First Fall de Lauren Thompson
  • One… Two… Boo! de Kristin L. Depkin
  • Puppet Book Series de ImageBooks (murciélago, gato, búho, araña, pavo)
  • The Itsy Bitsy Pumpkin de Sonali Fry
  • The Spooky Wheels on the Bus de Elizabeth Mills

Libros para niños de tres y cuatro años de edad:

  • A Day at the Apple Orchard de Megan Faulkner y Adam Krawesky
  • A Day at the Pumpkin Patch de Megan Faulkner y Adam Krawesky
  • Creepy Things Are Scaring Me de Jerome y Jarrett Pumphrey
  • Feeling Thankful de Shelley Rotner y Sheila Kelly (Ed.D)
  • Go Away Big Green Monster de Ed Emberley
  • Leaf Man de Lois Ehlert
  • Owl Babies de Martin Waddell
  • The Runaway Pumpkin de Kevin Lewis
  • The Very Busy Spider de Eric Carle
  • We’re Going on a Leaf Hunt de Steve Metzger

Libros para niños de cinco años o más:

  • Animals in Fall: Preparing for Winter de Martha E.H. Rustad
  • Apples, Apples Everywhere de Robin Koontz
  • Bat Loves the Night de Nicola Davies
  • BOO! de Robert Munsch
  • Johnny Appleseed de Jane Kurtz
  • Owls de Gail Gibbons
  • Stellaluna de Janell Cannon
  • The Little Old Lady Who Was Not Afraid of Anything de Linda Williams
  • The Story of the Pilgrims de Katharine Ross
  • ‘Twas the Night Before Thanksgiving de Dav Pilkey

Recursos Adicionales

Fuentes / Notas:

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest