CHS Blog

Cómo evitar convertirse en un padre helicóptero

Cómo evitar convertirse en un padre helicóptero
Publicado el September 14, 2017 por CHS

Existen muchos estilos de crianza diferentes. Las experiencias de la niñez, la relación con su hijo y el conocimiento que se obtiene de los libros, la familia, los amigos y maestros, en conjunto, lo guían en la crianza de su hijo.

Es importante desarrollar una relación cercaba y afectuosa con su hijo. A medida que su hijo crece, desarrolla las habilidades que necesita para cuidar de sí mismo. En ocasiones puede resultar difícil dejar que los niños desarrollen su independencia. Algunos padres se preocupan tanto por la seguridad o el éxito de sus hijos que terminan sobrevolando como un helicóptero sobre cada movimiento de sus hijos.

En el artículo “What is Helicopter Parenting?” (¿Qué es la crianza helicóptero?) publicado por Parents®, la Dra. Carolyn Daitch establece que la crianza helicóptero se refiere a “un estilo de padres que se concentran demasiado en sus hijos... Significa involucrarse en la vida de un hijo de una manera que es excesivamente controladora, protectora y perfeccionista”.

Aunque puede suceder a cualquier edad, la crianza helicóptero por lo general está asociada con la transición de la escuela secundaria a la universidad de un adulto joven. De hecho, dado que las universidades, las instituciones de educación superior y los expertos en desarrollo profesional detectaron un aumento importante en la participación de los padres, la Universidad Brigham Young llevó a cabo un estudio, publicado en 2012, con respecto a la crianza helicóptero de los adultos jóvenes que ingresan a la universidad. El estudio reveló que los padres están en contacto con los jóvenes adultos muchas veces al día, todos los días, a través de mensajes de texto o llamadas telefónicos, completando las solicitudes de admisión en lugar de sus hijos, tomando decisiones por sus hijos, e incluso asistiendo a entrevistas laborales con ellos.

Si bien la intención de los padres helicóptero es que sus hijos estén seguros y sean felices y exitosos, el mensaje que sus hijos reciben es “No creo que seas capaz de resolver esto”. El resultado es que los niños falten de confianza y motivación, y tienen problemas para lograr un desarrollo social y emocional saludable, lo que les crea dificultades para tomar decisiones, resolver problemas, manejar el estrés y lidiar con la decepción.

Llegará un día en que los niños tendrán que valerse por sí mismos como adultos y lo más útil que pueden hacer los padres para preparar a los hijos es guiarlos hacia su propia independencia de manera afectuosa.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo y a la vez permitir que desarrolle su independencia?

A continuación, encontrará algunos consejos para promover el desarrollo de la independencia de su hijo y evitar la crianza helicóptero:

  • Evite hacer cosas que su hijo puede hacer por sí mismo. Esté atento a las señales de que está listo para intentar hacer algo por sí mismo. Es posible que diga “Déjame hacerlo” o realice una actividad de rutina sin que se lo soliciten. Dele la oportunidad de intentarlo por sí mismo. Ayúdelo en caso de que lo necesite, pero evite hacer la tarea por él.
  • Genere oportunidades para que practique. Cuando detecte que su hijo ya casi domina una habilidad, dele la oportunidad de desarrollarla. Por ejemplo, si observa que tiene un interés por las tijeras, pero aún no parece estar del todo cómodo con ellas, planifique algún proyecto artístico que implique cortar.
  • Permítale tomar decisiones. Permitale elegir su ropa, la comida para el almuerzo, las actividades que desea realizar, o quién será su amigo lo ayudará a aprender a estar cómodo al momento de tomar decisiones.
  • Enseñe el sentido de responsabilidad. A medida que su hijo crece, asígnele responsabilidades adecuadas que le den un propósito y desarrollen su confianza. Estas pueden variar desde recoger los juguetes o cuidar una planta o una mascota hasta poner la mesa para comer.
  • Permita que se equivoque. Ayúdelo a desarrollar resiliencia tomando los errores como oportunidades para intentarlo nuevamente. Por ejemplo, “A veces tenemos que probar más de una vez para lograrlo”. Aconseje a su hijo ante los desafíos, pero solo intervenga cuando sea absolutamente necesario. Esto le ayudará a aprender cómo resolver problemas por sí mismo. Por ejemplo, si su hijo está armando un rompecabezas y no logra hacer encajar una pieza, no le muestre dónde va. En cambio, dele la oportunidad de resolverlo mediante la pregunta “Me pregunto qué sucedería si intentaras dar vuelta la pieza”.
  • Enséñele a lidiar con las emociones difíciles, como la decepción y el estrés. Ningún padre quiere ver a su hijo lastimado o decepcionado, pero ayudar a su hijo a aprender a lidiar con los sentimientos fuertes mientras cuenta con su apoyo le ayudará a desarrollar las habilidades para enfrentar problemas, las cuales son necesarias para ser resiliente en el futuro. Habrá ocasiones en la que no lo inviten a una fiesta o que trabaje mucho para un proyecto que no prospere. Ayúdelo a verbalizar sus sentimientos y enséñele que, si está enojado, estresado o decepcionado, puede ser de ayuda tomar un descanso y reorganizarse antes de volver al problema.

A medida que su hijo crece, continúe aumentando sus responsabilidades de a poco, permítale tomar decisiones por sí mismo cuando sea seguro o adecuado, apártese cuando note que puede hacer algo por sí mismo, y esté disponible para ofrecer su ayuda o consejo cuando él lo solicite. Recuerde darle el tiempo y el espacio que necesita para resolver las cosas y pedir ayuda, en lugar de salir corriendo de inmediato para salvarlo. Si comienza a promover la independencia de su hijo desde una edad temprana, se convertirá en un adulto autosuficiente cuando sea el momento de ir a la universidad o de elegir una carrera profesional. Para obtener más información, consulte los siguientes recursos.

Referencias y recursos

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest