CHS Blog

Cómo Mejorar su Calificación Crediticia

Cómo Mejorar su Calificación Crediticia
Publicado el October 31, 2017 por CHS

La sociedad depende cada vez más del crédito para realizar compras y determinar su elegibilidad para diferentes situaciones. Hoy en día, una buena calificación se utiliza para mucho más que obtener una tarjeta de crédito o un préstamo. Muchas empresas, como las compañías satelitales o de telefono móvil, exigen una buena calificación crediticia para ofrecer sus productos o servicios. Al postularse para un empleo, muchos empleadores revisan su calificación. Como padres, una de sus trabajos más importantes es brindarle una vida segura y económicamente estable a su familia.Tener una buena calificación crediticia es un componente importante de la estabilidad económica. Una buena calificación credito demuestra a los prestamistas que siempre ha pagado sus cuentas a tiempo, mientras que una mala calificación es señal de que es riesgoso prestarle dinero porque, según su historial de crédito, no ha pagado a tiempo. Con una buena calificación, puede tener major oportunidad de ofrecerle a su familia un hogar sólido, un vehículo seguro y confiable, y tomar préstamos convenientes, de bajo interés, cuando sea necesario.

Su Calificación Crediticia
La calificación crediticia es un valor numérico basado en el análisis del archivos de crédito de una persona. Esta calificación, luego, es utilizada para representar la solvencia del individuo. La calificación crediticia más común es la calificación FICO, que es calculada por la Fair Isaac Corporation. La calificación FICO tiene un rango de 300 a 850 y es calculada por una de las tres agencias de informes crediticios más importantes: Equifax, Experian o TransUnion.

Si su calificación FICO es superior a 680, esto significa que se encuentra en una buena posición, mientras que las calificaciones que superan 740 ofrecen las mejores tasas de interés para préstamos. Los cinco factores principales que afectan su calificación crediticia, junto con su porcentaje de influencia, son: su historial de pagos (35 %), su nivel de deuda/utilización de créditos (30 %), la antigüedad del historial crediticio (15 %), la combinación de créditos (10 %) y las consultas crediticias (10 %). Aunque tenga una baja calificación crediticia como consecuencia de haber manejado mal su dinero en el pasado, puede remediarlo. Sin embargo, como ocurre con la pérdida de peso, incrementar su calificación FICO lleva tiempo y no se puede arreglar de forma instantánea. A continuación, encontrará algunas sugerencias para mejorar su calificación crediticia.

Obtenga una Copia de su Informe Crediticio
Antes de actuar, lo mejor es conocer el estado actual de su calificación crediticia. Puede obtener un informe de crediticio anual gratuito a través del Informe Crediticio Anual y verificar que no existan errores que deba disputar. Asegúrese de que no haya pagos atrasados incorrectos en sus cuentas, ya que esto puede afectar de forma negativa su calificación crediticia. Para disputar las discrepancias, comuníquese con la oficina de crédito.

Reduzca su Deuda
Si tiene un historial de mala administración del dinero y acumulación de deudas, debe pagarlas antes de intentar mejorar su calificación crediticia. Debería suspender el uso de sus tarjetas de crédito mientras paga sus deudas. Revise sus estados de cuenta para determinar los saldos y las tasas de interés de cada una de sus cuentas. Elabore un presupuesto y un plan de pago para sus deudas con mayor interés primero, mientras realiza pagos mínimos para sus otras cuentas. Pagar todas sus deudas puede llevar tiempo, pero, una vez que lo logre, se sentirá más productivo y capaz de administrar su dinero.

Mantenga Bajo el Saldo de sus Tarjetas de Crédito
Muchas personas piensan que es aceptable tener un saldo alto en sus tarjetas de crédito siempre y cuando puedan pagar el saldo total cada mes. Sin embargo, un saldo alto puede incrementar su utilización de crédito. La utilización de crédito se mide comparando cuánto crédito tiene con cuánto gasta. Por ejemplo, si tiene un saldo de tarjeta de crédito de $400 y su límite de crédito es de $1000, la proporción de utilización para esa tarjeta sería del 40 %. Se recomienda tener una proporción de utilización de crédito menor; la óptima es de 30 % o menos. Dado que los saldos altos son más difíciles de pagar, esto indica a los prestamistas que existe un riesgo más alto de que usted no cumpla con sus pagos. La mejor manera de mantener una baja utilización de crédito es mantener un saldo bajo en sus tarjetas de crédito —por debajo del 30 % de su límite de crédito, de ser posible—. Obtenga más información acerca de la utilización de crédito en Comprender la Utilización de Crédito.

Pague las Cuentas a Tiempo
Su historial de pago representa el 35 % de los factores que componen su calificación crediticia. Asegúrese de pagar sus cuentas a tiempo. Algunos ejemplos son: hipoteca, servicios, préstamos para vehículos, tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles y cualquier otra cuenta que deba pagar. Incluso atrasarse unos cuantos días con el pago de sus cuentas puede tener un impacto negativo sobre su calificación crediticia. Si se atrasa con una cuenta, páguela  lo más pronto posible. Cuanto más tiempo realice pagos a tiempo con regularidad, más mejorará su calificación crediticia. Con el tiempo, las observaciones a causa de pagos artrasados desaparecerán si establece un buen patrón de pago, de modo que no es el fin del mundo si se olvida de realizar un pago unos días. Tenga en cuenta que su historial negativo tiene un período de actividad de 7 años.

No Cierre Tarjetas de Crédito Anteriores
Es lógico pensar que, dado que tiene una nueva tarjeta de crédito y ya no usará la anterior, sería más inteligente cerrar esta última. Sin embargo, cerrar su tarjeta de crédito anterior puede disminuir su calificación crediticia considerablemente. Esto se debe a que el 15 % de su calificación crediticia está determinado por la cantidad de años de su crédito, lo que significa que un historial de crediticio más largo mejorará su calificación. Cerrar la tarjeta anterior también significa reducir su crédito disponible, y esto puede generar un riesgo de recibir una mayor proporción de utilización de crédito.

Abra Nuevas Tarjetas de Crédito de Manera Responsable
A medida que su calificación crediticia mejore, se abrirán más opciones para tarjetas de crédito. Sin embargo, es fundamental que actúe con prudencia al momento de abrir una nueva tarjeta de crédito, dado que esto puede afectar su calificación crediticia. Abra una nueva tarjeta de crédito solamente cuando la necesite y no para crear una combinación de créditos. Por ejemplo, si planea volar a algún lugar, puede ser una buena idea abrir una tarjeta que ofrezca recompensas, como millas aéreas o reembolsos en efectivo. No es una buena idea abrir demasiadas cuentas de tarjetas de crédito, ya que cada consulta que realice deja una marca en su calificación crediticia.

Tarjeta de Crédito o Tarjeta de Débito
Si bien ambas tarjetas parecen similares, cada una tiene diferentes funciones. Cuando utiliza una tarjeta de débito en lugar de una de crédito, no genera ningún historial de crédito ni obtiene ningún beneficio, como reembolsos en efectivo. Cuando alguien le roba su tarjeta de débito, es posible que usted sea responsable de todas las compras realizadas de forma ilegal con su tarjeta de débito robada. Su tarjeta de crédito puede ser reintegrada más rápido porque su banco está operando con crédito en lugar de efectivo. Sin embargo, si usted está en proceso de cancelar su deuda, sería mejor usar su tarjeta de débito en lugar de una tarjeta de crédito. Esto le permitirá rastrear exactamente cuánto gasta, lo cual lo ayudará a tomar decisiones de compra más inteligentes.

Reconstruir su calificación crediticia es un proyecto a largo plazo, no una solución a corto plazo. Mantenga la paciencia durante todo el proceso y siga todos los consejos anteriores. Como se mencionó al principio, mejorar su calificación crediticia es como seguir una dieta: no es algo que se pueda arreglar de la noche a la mañana.

 

Acceso Ilegal a Equifax
A principios de septiembre, se informó que una de las agencias de informes crediticios, Equifax, había sido pirateado (accedida de manera ilegal). Esto significa que, si usted tiene un informe crediticio, aunque no fuera de Equifax, puede ser uno de los 143 millones de estadounidenses cuya información personal pudo haber estado expuesta. Según informó Equifax, “los piratas informáticos obtuvieron acceso a los nombres de las personas, a sus números de Seguridad Social, a sus fechas de nacimiento, a sus direcciones e, incluso, a algunos números de licencia de conducir. También obtuvieron los números de tarjetas de crédito de 209,000 personas y documentos de litigios que incluían información personal de 182,000 consumidores”. Para ver si su información ha sido expuesta, puede visitar www.equifaxsecurity2017.com. Este sitio incluye una pestaña, Impacto Potencial, que le permite ingresar su apellido y los últimos seis dígitos de su número de Seguro Social para hacerle saber si su información ha sido expuesta. Al ingresar su información personal en línea de esta manera, asegúrese de utilizar una computadora y una conexión a Internet que sean seguras a fin de protegerse de posibles piratas informáticos.

Si su información ha estado expuesta, regístrese en el control de crédito gratuito que le brinda Equifax, lo cual le permitirá controlar su crédito durante un año. La inscripción para el control gratuito solo estará abierta hasta el 21 de noviembre de 2017. Sin embargo, un año de control de crédito gratuito definitivamente no es suficiente, ya que su información personal, como su fecha de nacimiento o su número de Seguro Social, es para toda la vida. Recomendamos que se registre para obtener múltiples servicios gratuitos de calificación crediticia. Puede encontrar una lista de servicios de crédito gratuitos aquí, provistos por Rob Berger, colaborador de Forbes y fundador de dos sitios web: uno de finanzas personales y otro sobre tarjetas de crédito y bancos.

Otra forma de protegerse es congelando su crédito. Esto significa que su historial crediticio no puede ser compartido con posibles acreedores. Esto puede evitar el robo de identidad. Una vez que su crédito haya sido congelado, aunque alguien tenga su nombre y su número de Seguro Social, esa persona no podrá abrir ni establecer crédito bajo su nombre. En el estado de California, el congelamiento de seguridad es un servicio gratuito para las víctimas que han presentado un informe policial por robo de identidad. Si usted no ha sido víctima y es menor de 65 años, congelar su crédito con cada una de las tres agencias de informes crediticios tiene un costo de $10. El costo total es de $30, ya que son tres las agencias de informes crediticios. Puede obtener más información sobre cómo congelar su crédito en Cómo congelar su historial crediticio. Obtenga más información acerca del acceso ilegal a Equifax a través de este artículo de Forbes y las preguntas frecuentes (FAQ) sobre el incidente presentadas por Equifax.

A continuación, encontrará información adicional para aprender más sobre cómo mejorar su calificación crediticia.

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest