CHS Blog

Cómo Mejorar su Calificación de Crédito

Cómo Mejorar su Calificación de Crédito
Publicado el May 23, 2019 por CHS

Hoy en día, una buena calificación de credito se utiliza para mucho más que obtener una tarjeta de crédito o un préstamo. Muchas empresas, como las compañías satelitales o de telefonía móvil, exigen una buena calificación de crédito antes de prestar sus productos o servicios. Al postularse para un empleo, los empleadores también pueden solicitar revisar su calificación. Una alta calificación de crédito puede reflejar un historial de pago de facturas a término, mientras que una calificación baja puede demostrar antecedentes de pagos atrasados o faltantes o un monto de deuda elevado. Contar con una buena calificación crediticia puede ayudar a brindarle a su familia un hogar estable, un vehículo seguro y confiable, y préstamos con una tasa de interés más baja.                                                      

Su Calificación Crediticia
La calificación de crédito es un valor numérico basado en el análisis de los archivos de crédito de una persona. Esta calificación, luego, es utilizada para representar la solvencia, o la fiabilidad financiera, de un individuo. El tipo más común de calificación de crédito  es la calificación FICO, que es calculada por el Fair Isaac Corporation. Las calificaciones FICO tiene un rango de 300 a 850, y son calculadas por una de las tres agencias de informes crediticios: Equifax, Experian o TransUnion.

Si su calificación FICO es superior a 680, esto significa que se encuentra en una buena posición, mientras que las calificaciones que superan 740 pueden permitirle acceder a préstamos con tasas de interés más bajas. Los cinco factores principales que afectan su calificación crediticia, junto con su porcentaje de influencia, son: su historial de pagos (35%), su nivel de deuda/utilización de créditos (30%), la antigüedad del historial crediticio (15%), la combinación de créditos (10%) y las consultas crediticias (10%). Si tiene una calificación crediticia baja aún puede mejorarla. Si bien elevar su calificación FICO llevará tiempo, puede seguir los siguientes pasos para comenzar a mejorar su calificación.

Cómo Establecer su Calificación Crediticia desde Cero
Una persona puede tener un historial crediticio “escaso” si en su informe crediticio figura muy pocas o ninguna cuenta de crédito. Esto significa que los bancos o los prestamistas pueden dudar al momento de proporcionar tarjetas de crédito o préstamos, ya que la persona aún no ha tenido la oportunidad de demostrar fiabilidad financiera. Esta situación es habitual entre las personas que son jóvenes o que todavía no han establecido un historial crediticio. Hay opciones para las personas que se encuentran en esa situación. Por ejemplo, un estudiante joven puede solicitar una tarjeta de crédito estudiantil como una forma de conformar su historial de crédito. Si bien las tarjetas de crédito estudiantiles pueden tener límites de préstamos más bajos y tasas de interés más altas que las tarjetas tradicionales, estos límites pueden ayudar a los nuevos prestatarios a gastar solo lo que pueden pagar cada mes. Otros pueden solicitar una tarjeta de una tienda o gasolinera, solicitar una tarjeta de crédito asegurada en su banco o un préstamo generador de crédito. Puede obtener más información sobre estas opciones en Cómo Reunir los Requisitos para Obtener un Nuevo Crédito Sin Calificación Crediticia.

Obtenga una Copia de su Informe de Crédito
Antes de actuar, lo mejor es conocer el estado actual de su calificación de crédito. Puede obtener un informe crediticio anual gratuito a través del Informe Crediticio Anual y verificar que no existan errores que deba cuestionar. Asegúrese de que no haya informes de retraso de pagos incorrectos en sus cuentas, ya que esto puede afectar de forma negativa su calificación de crédito. Para cuestionar las discrepancias, comuníquese con la oficina de crédito.

Reduzca su Deuda
Si tiene una deuda que se tiene que pagar, puede comunicarse con las compañías de crédito para comenzar un plan de pago para cancelar la deuda cuando intenta mejorar su calificación crediticia. Si es posible, suspenda el uso de tarjetas de crédito mientras cancela su deuda para evitar que siga aumentando. El paso siguiente es revisar sus estados de cuenta para determinar los saldos y las tasas de interés de cada una de sus cuentas. Elabore un presupuesto y un plan de pago para sus deudas con mayor interés primero, mientras realiza pagos mínimos para sus otras cuentas. Lea nuestro blog Consejos para Administrar Presupuestos y Ahorrar Dinero para obtener más información. El pago de toda su deuda puede llevar algo de tiempo pero, una vez cancelada, verá el impacto reflejado en su calificación de crédito.

Mantenga Bajo el Saldo de sus Tarjetas de Crédito
Muchas personas piensan que es aceptable tener un saldo alto en sus tarjetas de crédito siempre y cuando puedan pagar el saldo total cada mes. Sin embargo, un saldo alto puede incrementar su utilización de crédito. La utilización de crédito se mide comparando cuánto crédito tiene con cuánto gasta. Por ejemplo, si tiene un saldo de tarjeta de crédito de $400 y su límite de crédito es de $1000, la proporción de utilización para esa tarjeta sería del 40%. Se recomienda tener una proporción de utilización de crédito menor; la óptima es de 30% o menos. Obtenga más información acerca de la utilización de crédito en Comprender la Utilización del Crédito.

Pague las Cuentas a Tiempo
Su historial de pago representa el 35% de los factores que componen su calificación crediticia. Asegúrese de pagar sus cuentas a tiempo. Algunos ejemplos son: hipoteca, servicios, préstamos para vehículos, tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles y cualquier otra cuenta que deba pagar. Incluso atrasarse unos cuantos días con el pago de sus cuentas puede tener un impacto negativo sobre su calificación crediticia. Si se atrasa con una cuenta, páguela no bien sea posible. Cuanto más tiempo realice pagos a término con regularidad, más mejorará su calificación crediticia. Con el tiempo, las marcas negativas causadas por un pago atrasado se irán borrando a medida que establezca un buen historial de pagos. Tenga en cuenta que su historial permanece vigente por un período de siete años. Lea nuestro blog Consejos para Organizar las Facturas de su Hogar para obtener más información.

No Cierre Tarjetas de Crédito Anteriores
Es lógico pensar que, dado que tiene una nueva tarjeta de crédito y ya no usará la anterior, sería inteligente cerrar esta última. Sin embargo, cerrar su tarjeta de crédito anterior puede disminuir su calificación de crédito considerablemente. Esto se debe a que el 15% de su calificación crediticia está determinado por la cantidad de años de su crédito, lo que significa que un historial crediticio más largo mejorará su calificación. Cerrar la tarjeta anterior también significa reducir su crédito disponible, y esto puede generar un riesgo de recibir una mayor proporción de utilización de crédito.

Abra Nuevas Tarjetas de Crédito de Manera Responsable
A medida que su calificación crediticia mejore, habrá más opciones para tarjetas de crédito disponibles. Sin embargo, es fundamental ser cauto al abrir nuevas tarjetas de crédito, dado que esto puede afectar su calificación de crédito. Abra una nueva tarjeta de crédito solamente cuando la necesite, y no para crear una combinación de créditos. Por ejemplo, si planea volar con frecuencia, puede ser una buena idea abrir una tarjeta que ofrezca recompensas, como millas aéreas o reembolsos en efectivo. No es una buena idea abrir demasiadas cuentas de tarjetas de crédito, ya que cada consulta que realice deja una marca en su calificación de crédito. También tenga en cuenta que abrir una nueva tarjeta de crédito puede reducir su edad promedio de crédito, en especial si ya pasó bastante tiempo desde que abrió la última. Por otro lado, abrir una nueva cuenta de crédito también puede aumentar su utilización de crédito, dado que su límite de crédito subirá. Cuando abra una nueva línea de crédito, piénselo detenidamente.

Tarjeta de Crédito o Tarjeta de Débito
Si bien ambas tarjetas parecen similares, cada una tiene diferentes funciones. Cuando utiliza una tarjeta de débito en lugar de una de crédito, no genera ningún historial de crédito ni obtiene ningún beneficio, como reembolsos en efectivo; está usando su propio dinero de su cuenta bancaria. Si le roban su tarjeta de débito, es posible que usted sea responsable de todas las compras realizadas de forma ilegal con esa tarjeta de débito robada. Su tarjeta de crédito podría ser reintegrada más rápido porque su banco está operando con crédito en lugar de efectivo. Sin embargo, si usted está en proceso de cancelar su deuda, sería mejor usar su tarjeta de débito en lugar de una tarjeta de crédito. Esto le permitirá rastrear exactamente cuánto gasta, que lo ayudará a tomar decisiones de compra más informadas.

Reconstruir su calificación de crédito es un proyecto a largo plazo, no una solución a corto plazo. Sea paciente durante todo el proceso e investigue métodos efectivos para mejorar su calificación.

A continuación, encontrará información adicional para aprender más sobre cómo mejorar su calificación crediticia.

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest




[close]

Children’s Home Society of California’s Privacy Policy and Terms of Service have changed. Click here to learn more.