CHS Blog

Cómo preparar a su hijo para la llegada de un nuevo bebé

Cómo preparar a su hijo para la llegada de un nuevo bebé
Publicado el April 26, 2019 por CHS

La llegada de un nuevo bebé a la familia es un momento emocionante y alegre. A su vez, es un acontecimiento que cambia la vida de toda la familia. Es posible que su hijo mayor se sienta entusiasmado con la llegada del nuevo bebé al hogar, pero una vez que comienza la rutina diaria, puede experimentar ansiedad durante este nuevo período de adaptación. Al preparar a su hijo para la llegada de un nuevo bebé, usted puede hacer que la transición sea suave y positiva para todos.

Las siguientes ideas pueden ayudarla a preparar a su hijo mayor para la llegada de un nuevo hermano. Tenga en cuenta que la forma en que elija preparar a su hijo dependerá de su edad, madurez y necesidades. Lea las sugerencias a continuación para decidir qué ideas serán más útiles para su familia.

Hable sobre el embarazo
Puede ser más fácil hablar con los niños sobre el embarazo cuando comienzan a ver crecer su abdomen.  La idea de que un bebé crezca en la panza es un poco más fácil de entender cuando tienen algo visual con lo que lo puedan relacionar. Los niños pueden hacer preguntas sobre lo que le está sucediendo a su cuerpo en este momento. Responda las preguntas con sinceridad, pero de manera simple. Si los niños desean respuestas más detalladas, continuarán haciendo preguntas, así que deje que sus preguntas guíen su conversación.

Los niños pequeños entienden el concepto de tiempo en los términos generales de pasado, presente y futuro. Les cuesta pensar sobre el tiempo en términos de meses. Cuando esté lista para hablar con su hijo pequeño sobre su embarazo, intente vincular el próximo nacimiento con otro evento o temporada conocida. Por ejemplo: “El bebé estará aquí cuando haga mucho frío afuera y sea momento de celebrar el cumpleaños de la abuela.” Si su hijo está en la escuela primaria y puede entender mejor el concepto de tiempo, entonces puede decirle que el bebé estará aquí en noviembre, por ejemplo.

Visite su biblioteca local y pídale a la bibliotecaria que la ayude a seleccionar libros sobre el embarazo, el parto y la vida después del nacimiento del bebé que sean apropiados para la edad de su hijo. Lea estos libros con su hijo mientras hable sobre su embarazo. Comprender lo que sucederá eliminará el miedo que sienten los niños cuando se enfrentan a lo desconocido. Proporcione a los niños una descripción realista de qué esperar. Por ejemplo: “Nuestra nueva bebé será muy linda y sonreirá mucho, pero a veces también llorará.”

Preparación
Busque formas de incluir a su hijo mayor en los preparativos para recibir al nuevo bebé. Comience por llamar la atención de su hijo hacia los bebés cuando los vea en público o mientras leen libros juntos. Saque fotos viejas e invítelo a mirar fotos de cuando era un bebé y compartir historias sobre las cosas que hacía cuando era pequeño. Comience a referirse a él como “un hermano mayor” para que entienda que tiene un papel importante en la familia. Si su hijo no parece estar interesado en los bebés, está bien. No hay necesidad de forzar el tema. Con el tiempo le desarrollará ese interés.

Dele a su hijo una muñeca especial que pueda cuidar. Enséñele a sostener la muñeca suavemente, envolverla en una manta, alimentarla y acunarla suavemente para dormir. Si tiene amigos o familiares que tienen un bebé, pregunte si usted y su hijo pueden visitarlo. Durante la visita, hable con su hijo sobre el contacto suave con los bebés y explíquele que son frágiles y que deben sostenerse con cuidado. También puede consultar a su profesional de la salud para ver si tiene alguna recomendación para las “clases de preparación para el nacimiento de hermanos” donde los niños aprenden sobre el parto de una manera apropiada para su edad y sobre cómo manejar a un bebé de manera segura.

Incluya a su hijo en los preparativos para recibir al nuevo bebé pidiéndole ayuda cuando elija mantas, ropa, adornos para la habitación e incluso posibles nombres para su hermano. Inclúyalo en los planes que haga para cuando comience el trabajo de parto. Él puede ayudarlo a hacer la maleta si va a dar a luz en un hospital o centro de maternidad. Si se va a quedar con un amigo o pariente, entonces puede ayudarlo a empacar sus cosas para quedarse a dormir. Explique quién lo cuidará mientras usted esté teniendo el bebé, y asegúrele de su amor por él y de cuánto ansía que sea el hermano mayor del nuevo bebé.

Hable con sus amigos y familiares con anticipación para ayudarla a que su hijo se sienta especial. Anímelos a planear una salida especial con él o hable sobre las cosas que le interesan. Puede resultar difícil para los hermanos sentirse importantes cuando el nuevo bebé está recibiendo la atención de todos. Prepare un regalo especial para su hijo que sea de parte del bebé y téngalo listo cuando vea al bebé por primera vez.

A medida que se acerque su fecha de parto, continúe siguiendo la rutina habitual de su hijo y pase tiempo leyendo o jugando con él. Si su hijo se está acercando a un hito de su desarrollo, como aprender a ir al baño, considere posponer esto hasta que nazca el bebé. Piense en maneras de incluir a su hijo como ayudante en las tareas de cuidado. Por ejemplo, puede alcanzarle un pañal limpio y toallitas húmedas; puede usar una toallita para limpiar las manos del bebé después de cambiar el pañal; o puede cantarle al bebé. Practique estas rutinas con su hijo usando una muñeca.

Coloque una canasta pequeña en cada habitación de su casa y llénelas con algunos libros y juguetes. Estas pueden ser distracciones bienvenidas para su hijo mayor una vez que llegue el bebé.

Después de la llegada del bebé
Si se siente cómoda con la idea, permita que su hijo la visite a usted y a su nuevo hermano o hermana en el hospital o centro de maternidad. Mantenga la cantidad de visitantes al mínimo cuando su hijo venga de visita para que pueda ser una experiencia de unión familiar. Permítale que toque suavemente las manos o los brazos del bebé y le hable. Preséntele al bebé como su hermano, dejando claro su papel en la familia.

Una vez que haya estado en casa durante unos días, su hijo puede comenzar a pedirle levantar y alzar al bebé con más frecuencia, o puede comenzar a hablar como bebé, chuparse el dedo o tener accidentes relacionado con el uso del baño. Esto es normal. Su hijo está expresando sus emociones a través de su comportamiento. Escuche a su hijo y guíelo para que exprese sus emociones, pero continúe siendo coherente con sus expectativas de comportamiento habituales. Si cree que él se siente excluido, intente pensar en otras formas de ayudarlo a sentirse incluido o planifique una actividad especial para compartir con usted, su pareja o un familiar favorito.

Referencias y recursos

 

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest




[close]

Children’s Home Society of California’s Privacy Policy and Terms of Service have changed. Click here to learn more.