CHS Blog

El manejo de la ira para usted y su hijo

El manejo de la ira para usted y su hijo
Publicado el April 26, 2017 por CHS

Usted y la ira

Todo el mundo experimenta con sentimientos de ira de vez en cuando. De hecho, la ira puede ocurrir rápidamente, a menudo nos toman por sorpresa. Podría ser la persona que le cortó en la autopista, perdiendo su autobús, llegar tarde al trabajo, o su hijo tirando un berrinche en medio de una tienda. Si la ira es incontrolada y frecuente, entonces puede terminar dañando su salud y sus relaciones.

La ira puede llegar furtivamente en cualquier momento y en cualquier lugar, y aunque no puede evitar que ocurra la ira, puede aprender a reconocerla y controlarla de una manera positiva.Su cuerpo le dirá cuándo se enfada, pero tiene que aprender a escuchar las señales que su cuerpo le está dando.

LasLLa  Las señales que usted está enojado pueden incluir:

  • Apretar la mandíbula o rechinar los dientes
  • Dolor de cabeza o de estómago
  • Latidos cardíacos rápidos y fuertes o mareos
  • Sentir que su cuello y su cara se calientan
  • Sudoración (por lo general palmas sudorosas)
  • Temblores
  • Músculos tensos o puños apretados
  • Su voz puede volverse más fuerte
  • Su lenguaje es sarcástico
  • Se encuentra caminando sin cesar, o frotándose la cabeza
  • Pierde su sentido del humor
  • Usted anhela lo que piensa le relajará (alimento, bebida, etc.)

 

Usted puede experimentar uno o más de los síntomas anteriores. En cuanto reconoce que está enojado, es hora de averiguar por qué. ¿Qué le hace enojar? Las provocaciones de la ira son diferentes para todos.

Algunas provocaciones de la ira podrían incluir:

  • El comportamiento negativo de su niño (berrinches, gritos, cuando le rezonga)
  • Eventos inesperados (tráfico, problemas con el automóvil, enfermedad)
  • Estrés en el trabajo o con una relación
  • Estar demasiado cansado o hambriento
  • Errores cometidos por sí mismo u otros
  • Sentido de injusticia 
  • Violación de su espacio personal
  • Falta de respeto, insultos o rumores dirigidos a usted

En el momento de la ira es fácil de hacer o decir algo que podría lamentar después. Saber lo que le hace enojar puede ayudarle a desarrollar un plan. El primer paso es tomar un descanso y quitarse de la persona o cosa que le está molestando.

 

Si está con alguien, simplemente puede decir: "Necesito un poco de tiempo para componerme y luego podemos hablar". Después, tome un paso atrás y pruebe una de las siguientes ideas para calmarse.

 

Después de que se haya calmado, considere cómo puede expresar su ira de manera productiva, o resolver el problema que causó la ira. Por ejemplo, si está enojado porque su hijo dejó su almuerzo en casa, algunas soluciones posibles podrían ser: llamar a la escuela para ver si puede pagar un almuerzo escolar, preguntarle a un familiar o amigo que vive o trabaja cerca de la escuela llevar un almuerzo al niño, o preguntar a su patrón si usted puede tomar un almuerzo extendido y compensar el tiempo más adelante. Cuando vea a su hijo, hable con él sobre lo que pasó. Use declaraciones que empiecen con "yo" para evitar criticar o culpar a su hijo. Por ejemplo, "esta mañana me molesté porque me di cuenta de que tu almuerzo estaba en casa y me preocupaba que no tuvieras nada de comer. ¿Puedes ayudarme a recordar poner el almuerzo en tu mochila mañana?"

Si usted anticipa que una conversación puede ser difícil, haga un plan por adelantado y escoge una técnica de afrontamiento que puede utilizar. Tal vez usted sabe que va a tener una conversación difícil con su jefe. Planifique la mayor parte de la conversación posible, pero prepárese para difundir su enojo contando hasta diez, o usando una combinación de visualización y humor (imagine a su jefe haciendo algo gracioso). Si usted siente que la ira está interrumpiendo su calidad de vida, hable con su médico acerca de cómo obtener ayuda.

Su hijo y la ira

Los niños también pueden tener dificultad en manejar la ira. Usted puede ayudar a su hijo enseñándole cómo prestar atención a su cuerpo y reconocer la ira. Los niños siguen desarrollando su autocontrol; esto significa que su reacción a la ira es generalmente la agresión o comportamientos negativos.

Las señales externas de que un niño está enojado o frustrado pueden incluir:

  • Tirando de, o sacando, su propio pelo
  • Apretar los puños o los músculos
  • Golpear a sí mismos, una pared, u otra persona
  • Tirar juguetes o objetos cercanos
  • Gritar, llorar, o tener un berrinche
  • Llorando, apretando los puños o los dedos de los pies, y arqueando sus espaldas (esto se aplica a los bebes)

 

Los niños, al igual que los adultos, tienen provocaciones que pueden hacerles sentir enojados. Algunos desencadenantes posibles para los niños pueden incluir:

  • Conflicto con otro niño (sobre un juguete)
  • Rechazo por los compañeros ("¡Jimmy dice que no es mi amigo!")
  • Ser atacado físicamente por otro niño ("¡Me golpeó!")
  • No conseguir lo que quieren, o no hacer lo que quieren
  • Siendo disciplinado
  • Sentirse cansado o hambriento
  • Sentirse enfermo
  • Siguiendo un horario desconocido

 

Usted puede ayudar a su hijo a aprender a reconocer el enojo usando el lenguaje para identificar la emoción y luego conectarlo con lo que está sucediendo. Por ejemplo, "Tus manos están haciendo puños y estás golpeando tu juguete. Eso me dice que estás enojado”. Cuando los niños pueden identificar sus emociones, es más fácil para ellos hablar entre ellos, expresar sus necesidades y pedir ayuda.

Cómo puede ayudar a su hijo prepararse para la ira:

  • Con infantes, responda a los gritos prontamente y tranquilice a su hijo frotándole la espalda, balanceándolo, o cantándolo.
  • Para niños pequeños y niños de edad preescolar, identifique sus emociones y apoye al niño en su manejo. Vea estos consejos para la construcción de la educación emocional.
  • Asegúrese de que su hijo duerma y coma bien.
  • Cree una "caja de afrontamiento" con libros, animales de peluche especiales, o juguetes tranquilos que su hijo pueda usar cuando necesite tomar un descanso.
  • Asegúrese de que hay tiempo para correr y jugar afuera todos los días. Esto le ayudará a mantener una perspectiva positiva y deshacerse de la energía.
  • Si va a haber un cambio en la rutina de su hijo hable con el antes de que ocurre para que no sea una sorpresa.
  • Sea claro y constante con sus expectativas de comportamiento. Si los adultos disciplinan de diferentes maneras, pueden enviar señales mixtas a los niños y resultar en berrinches o arrebates del enojo.
  • Enseñe a los niños técnicas para manejar el enojo cuando estén tranquilos. Practique las respiraciones profundas juntas, antes de acostarse. Conecte la respiración profunda a un símbolo que sea fácil para los niños recordar. Un ejemplo es el ejercicio de respiración de la mariposa. Esto hará la técnica más fácil a recordar durante los momentos del enojo o estrés. Hable con su hijo acerca de cuándo es un buen momento para usar la Respiración de la mariposa, o cualquier otra técnica que elija.
  • Sea paciente y déle a su hijo espacio. Si está en medio de un berrinche, no trate de hablar con él sobre lo que está molestando hasta que se calme. Durante un berrinche, su cerebro está sobrecargado con hormonas que hacen imposible la lógica. Una vez que el berrinche se termine, puede hablar de lo que pasó. Puede comenzar diciendo: "Gracias por calmarte. Ahora podemos hablar de cómo te sentías y de lo que puedes hacer la próxima vez que te sientas así”. Usa preguntas para guiar a su hijo a través de sus pensamientos y sentimientos mientras habla.

Otra buena manera de ayudar a los niños a construir la alfabetización emocional es leer libros que explican los sentimientos. Visite su biblioteca pública local y busque los siguientes libros:

 

  • Cool Down and Work Through Anger by Cheri J. Meiners (Ages 4-8)Cool Down and Work Through Anger by Cheri J. Meiners (Ages 4-8)
  • I Was So Mad by Mercer Mayer (Ages 3-7)
  • Lots of Feelings by Shelley Rotner (Ages 3-6)
  • My Face Book by Star Bright Books (Ages 0-4)
  • Peaceful Piggy Meditation by Kerry Maclean (Ages 4-8)
  • Sea Otter Cove (A Relaxation Story) by Lori Lite (Ages 4-11)
  • The Grouchy Ladybug by Eric Carle (Ages 3-5)
  • The Way I Feel by Janan Cain (Ages 3-8)
  • When Sophie Gets Angry - Really, Really, Angry by Molly Bang (Ages 4-8)

Aunque los libros se presentan en inglés, puede hablar con su niño sobre los dibujos y describir las emociones o acciones de los personajes principales.

Para obtener más información y consejos sobre cómo controlar el enojo, consulte los recursos a continuación. Si está buscando clases de manejo de la ira, comuníquese con su agencia local de Recursos y Referencias (R&R) para obtener ayuda. Puede encontrar su R&R local llamando a Child Care Aware al (800) 424-2246 o visitando su página web.

Recursos adicionales

 

References Referencias

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest