CHS Blog

Formar la Personalidad:  Cómo Transmitirle a su Hijo el Don de los Valores

Formar la Personalidad:  Cómo Transmitirle a su Hijo el Don de los Valores
Publicado el January 17, 2018 por CHS

Nuestra personalidad es como una brújula interna. Es un complejo conjunto de valores que guía nuestras creencias y cómo nos comportamos. Es la fuerza que impulsa nuestras acciones y nuestras decisiones, e influye profundamente en el éxito. Nuestra personalidad se construye a partir de nuestro temperamento, nuestras experiencias y nuestras interacciones sociales, además de los valores inculcados por nuestra familia a temprana edad.

Cada uno de nosotros tenemos nuestro propio conjunto de valores, o rasgos de carácter, que constituyen el núcleo de la persona que somos. Tómese un momento para leer esta lista de valores e identifique aquellos que considere importantes. Puede elaborar una lista con los valores que le gustaría que sus hijos tuvieran, y luego ponerlos en orden de importancia.

Autenticidad

Sentido de participación en la sociedad

Comunidad

Coraje

Creatividad

Curiosidad

Fiabilidad

Empatía

Equidad

Familia

Felicidad

Armonía

Salud

Honestidad

Sentido del Humor

Integridad

Justicia

Amabilidad

Aprendizaje

Amor

Lealtad

Optimismo

Reconocimiento

Resiliencia

Respeto

Ingenio

Responsabilidad

Autocontrol

Independencia

Servicio

Espiritualidad

Éxito

Consideración

Confianza

Riqueza

Sabiduría

Después de haber leído esta lista, resulta sencillo comprender por qué son únicos los valores que conforman la personalidad de una persona. Nadie tiene exactamente los mismos valores ni los coloca en el mismo nivel de importancia. Al repasar su propia lista, piense de qué manera ha aprendido sus valores y cómo podría enseñárselos a su hijo.

Ideas para Enseñarle Valores a su Hijo
Los niños aprenden la mayoría de sus valores mediante interacciones diarios. Observan la conducta de los adultos y de otros niños alrededor de ellos, y los imitan. Esto quiere decir que lo mejor que puede hacer para transmitirle a su hijo valores firmes es ponerlos en práctica. Conviértase en un ejemplo de la persona que quiera que su hijo sea algún día.

Tenga en cuenta que los valores como el respeto y la lealtad son bilaterales. Esto significa que, si quiere que su hijo lo respete, usted debe ser respetuoso con él tambien. Por ejemplo, cuando deba cambiarle el pañal a su hijo, diga: “Me parece que te hace falta un cambio de pañal. ¿Puedo cambiártelo?”. Extienda los brazos y espere a que responda levantando los brazos o mediante algun sonido. Esto le enseñará que pedir permiso antes de tocar a otra persona es una señal de respeto.

También puede poner en práctica este valor enseñándole a su hijo maneras adecuadas de hablar por teléfono, comer a la mesa, conocer a una persona nueva o visitar una casa ajena. Comience con los modales básicos, como decir “por favor” y “gracias”. A medida que su hijo crezca, añada algunas frases más, como “hable tranquilamente” y “cuando alguien esté hablando, debes esperar tu turno”. Más adelante, podrá enseñarle a contestar el teléfono, poner la mesa y ser educado en la mesa (esperar para comer hasta que todos se hayan servido, no apoyar los codos sobre la mesa, etc.).

Busque oportunidades en las que pueda aplicar valores específicos. Si desea enseñarle a su hijo sobre la responsabilidad, puede comenzar el día buscando todo lo que necesita y decirle: “Tengo todo lo que necesito para hoy. Yo soy responsable por estas cosas. Tú, ¿qué necesitarás hoy?”. Ayude a su hijo a verificar que tenga todo lo necesario en su mochila. Al final del día, recuérdele que es responsable de desempacar su mochila, llevar su lonchera a la cocina y hacer su tarea. Los niños también pueden hacerse cargo de tareas domésticas simples, como levantar su ropa sucia, hacer la cama o limpiar su habitación. Para aprender más, lea nuestro blog sobre Tareas domésticas adecuadas a la edad.

Lea libros en voz alta junto a su hijo todos los días. Elija historias que hablen de las características de la personalidad que usted valora, o libros sobre héroes y heroínas. Un gran libro para comenzar es Have You Filled a Bucket Today?, de Carol McCloud. Si no sabe bien qué libro escoger, puede averiguar en un bibliotecario para niños o echar un vistazo en esta lista de libros de Scholastic. Los niños en edad escolar pueden leer las Fábulas de Esopo, que son cuentos breves con moraleja y permiten hablar sobre la lección aprendida. En la siguiente sección, “Libros para Ampliar la Lectura”, encontrará más opciones para leer en voz alta.

Algunos valores de la lista anterior pueden combinarse. Por ejemplo: sentido de participación, comunidad, empatía y servicio. También puede mostrarle a su hijo la importancia de todos estos valores participando como voluntarias en su comunidad. Esto puede incluir levantar basura durante un paseo, ayudar a un vecino, participar en un evento de recaudación de fondos de la escuela o donar objetos a un refugio o comedor local. Para más ideas, lea nuestro blog sobre Cómo Criar a un Niño Empático.

Puede poner en práctica la felicidad, la armonía, el amor, la amistad, el humor, la resiliencia y la lealtad pasando tiempo juntos, en familia. La relación que construya con su hijo y la que él construya con otros niños de la familia será una fuente constante de fortaleza y un círculo de apoyo para él. Para ideas sobre actividades familiares, lea nuestro folleto Tiempo en Familia: La Familia, una Prioridad o lea uno de nuestros blogs sobre actividades familiares. Cada vez que pasen tiempo en familia, su hijo tendrá la oportunidad de aprender valores de usted.

Para estar más consciente del ejemplo que usted da, haga una lista de valores que desea inculcarle a su hijo y reflexione sobre cómo puede aplicarlos y enseñarlos. Rodéese de familiares y amigos que compartan valores similares y que lo ayuden a formar la personalidad de su hijo. En 1954, Dorothy Law Nolte escribió un poema titulado “Los niños aprenden lo que viven”.  Las palabras de su poema siguen siendo verdad hoy en día. Los niños aprenden de sus experiencias cotidianas, que modelan su personalidad, su autoestima y su éxito en la vida.

Libros para Ampliar la Lectura:

  • 10-Minute Life Lessons for Kids: 52 Fun & Simple Games & Activities to Teach Kids (Lecciones de vida de 10 minutos para niños: 52 juegos y actividades divertidos y simples para enseñarles a los niños), de Jamie C. Miller
  • Becoming the Parent You Want to Be: A Sourcebook of Strategies for the First Five Years (Convertirse en el padre que desea ser: un libro de estrategias para los primeros cinco años), de Laura Davis y Janis Keyser (colaboradora)
  • Character Building Day by Day: 180 Quick Read-Alouds for Elementary School and Home (Formar el carácter día tras día: 180 lecturas rápidas para la escuela elemental y el hogar), de Anne D. Mather y Louise B. Weldon
  • How Children Succeed: Grit, Curiosity, and the Hidden Power of Character (Cómo triunfan los niños: valor, curiosidad y el poder oculto de la personalidad), de Paul Tough
  • How To Talk So Kids Will Listen and Listen So Kids Will Talk (Cómo hablar para que los niños escuchen y cómo escuchar para que los niños hablen), de Adele Faber y Elaine Mazlish
  • If You Had to Choose, What Would You Do? (Si tuvieras que elegir, ¿qué harías?), de Sandra Mcleod Humphrey
  • Teaching Your Children Values (Enseñar valores a nuestros hijos), de Richard y Linda Eyre
  • What Do You Stand For? For Kids: A Guide to Building Character (Cuál es tu propósito para niños: una guía para formar la personalidad), de Barbara A. Lewis

Referencias y Recursos:

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest