CHS Blog

Beneficios de los Programas de Aprendizaje Temprano para Disminuir la Desigualdad y Promover la Movilidad Social: Investigación del Dr. James Heckman 1

Beneficios de los Programas de Aprendizaje Temprano para Disminuir la Desigualdad y Promover la Movilidad Social: Investigación del Dr. James Heckman 1
Publicado el July 24, 2017 por CHS

Considerando que el objetivo a nivel nacional es mejorar la economía, fortalecer la clase media y reducir el déficit, las personas que se preocupan por el gasto público pueden preguntarse cuáles son los beneficios que ofrecen los programas como Head Start. ¿Cómo sabemos que los niños de bajos recursos se benefician de estos programas y cuánto duran estos beneficios en el tiempo? Considerando las prioridades contrapuestas en los presupuestos estatales y federales, ¿por qué tiene tanta importancia invertir en estos programas?

No solo es importante que los profesionales que defienden una fuerte inversión gubernamental en programas de aprendizaje temprano estén bien informados acerca de las investigaciones que justifican los costos, sino que también es importante que los padres, en especial aquellos de menores recursos, accedan a esta información y puedan así comprender por qué es tan importante que sus hijos asistan a un programa de calidad. Además, las familias de bajos recursos que manejen esta información y tengan conocimiento de los beneficios que observan en el progreso y desarrollo de sus hijos pueden resultar voces poderosas en favor de los programas de aprendizaje temprano a nivel local, estatal y federal.

Hay un investigador académico en particular que ha sido reconocido por su excelente labor en el área del aprendizaje temprano, el economista ganador del Nobel, Dr. James Heckman, de la Universidad de Chicago. El Dr. Heckman ha estudiado los beneficios de los programas de aprendizaje temprano y las características de los programas de calidad durante años, ha publicado numerosos artículos académicos evaluados por expertos y ha sido reconocido a nivel nacional por su trabajo. El Dr. Heckman tiene una visión global de los beneficios de los programas de aprendizaje temprano, en la que considera los beneficios para la sociedad de forma integral y para la familia individual, y los evalúa a lo largo de la vida de los niños que asisten a los programas.

La premisa detrás del trabajo del Dr. Heckman es la Ecuación Heckman:

1) si, como sociedad, invertimos en educación temprana de calidad para niños de bajos recursos, y así desarrollamos su capacidad cognitiva, sus habilidades sociales y un comportamiento saludable temprano en la vida;

2) y los beneficios de ese programa de aprendizaje temprano se sostienen a través de una educación efectiva cuando los niños de bajos recursos van a la escuela;

3) el resultado será una fuerza de trabajo más capaz y productiva una vez que esos niños lleguen a la adultez.

El Dr. Heckman ha pasado décadas investigando a los niños y familias que participan en programas de calidad, como el Abecedarian Project, el programa ABC/Care, Head Start y el Perry Preschool Program, y ha comparado sus resultados con los de niños que no han asistido a un programa de calidad. Ha considerado una amplia gama de resultados para los niños así como para las familias, incluidos el desarrollo de habilidades, el desarrollo socioemocional, los logros académicos, las tasas de abandono escolar y finalización de estudios universitarios, los resultados en materia de salud, los ingresos y la participación en la fuersa laboral, y los gastos en programas gubernamentales de salud, recuperación escolar, servicios sociales, protección de menores, justicia juvenil y encarcelamiento de adultos. En sus investigaciones, ha hecho descubrimientos notables acerca del valor de los programas de aprendizaje temprano de calidad:

  • Un momento crítico para formar la productividad es desde que el niño nace hasta los cinco años, cuando el cerebro se desarrolla rápidamente para construir las bases de las habilidades cognitivas y personales necesarias para tener buena salud, y éxito en la escuela, en la carrera profesional y en la vida. La educación temprana promueve las habilidades cognitivas, junto con la atención, la motivación, el autocontrol y la sociabilidad, y las habilidades personales que convierten el conocimiento en ciudadanos productivos.
  • Muchos asumen que estimular el coeficiente intelectual (CI) a largo plazo es esencial para conseguir mejores resultados en los exámenes de desempeño en la escuela. La investigación acerca del Perry Preschool Program demuestra que esto no es así. A diferencia el CI, las habilidades personales pueden formarse con mayor facilidad con educación temprana para mejorar los puntajes en los exámenes de desempeño. La mejora en las habilidades personales promueve el aprendizaje que, a su vez, mejora los puntajes en los exámenes. Además, estas habilidades personales tienen un mayor impacto en los resultados a lo largo de la vida que las habilidades cognitivas.
  • Las diferencias en las habilidades cognitivas y no cognitivas (sociales-emocionales y personales) entre los niños de bajos recursosy sus pares aparecen temprano en la vida (durante los primeros tres años), y pueden mantenerse durante la época escolar y en la adultez. Las diferencias en habilidades entre niños de familias de bajos y medianos ingresos que los investigadores observan a los 18 años de edad suelen estar presentes tan temprano como a los 5 años. Sin embargo, los programas de aprendizaje temprano de calidad y la inversión en la crianza pueden ayudar a reducir o eliminar estas diferencias entre los niños de bajos recursos y los de clase mediaantes de su ingreso a la escuela. Una vez que los niños de bajos recursos ingresan a la escuela y a medida que crecen, se torna cada vez más difícil esta “brecha de logros”. Los programas como los de la escuela correctiva son mucho menos efectivos que los de educación temprana de calidad a la hora de reducir esta brecha.
  • Del mismo modo, las diferencias en la salud física y mental entre los niños de bajos recursos se podrían abordar con mayor eficacia si se interviene en la edad temprana. A medida que los niños crecen, los programas de salud física y mental pierden eficacia. La investigación acerca del programa de educación temprana Abcedarian Project muestra que los niños que participaron en el programa gozaron de un estado de salud considerablemente mejor cuando cumplieron los 30 años de edad, incluidos comportamientos más saludables, menor presión arterial, menor tasa de obesidad y mejores niveles de colesterol.
  • Un programa de calidad ”de nacimiento a los cinco” para niños de bajos recursos puede tener un retorno de inversión de 13 %, lo que significa que por cada dólar que el gobierno invierta en estos programas, puede esperar ahorrar $13 (una vez considerado el costo del programa) ya que no deberá gastar dinero en programas sociales para esa persona (por ejemplo, en recuperación escolar y justicia juvenil) más adelante en su vida. Esto representa un retorno de inversión superior a la educación K-12 o los programas de capacitación laboral para adultos. Además, ese niño ganará más a lo largo de su vida y acumulará beneficios para la sociedad a través de un incremento en la productividad.
  • Estos niños tendrán más posibilidades de ingresar a la escuela con las habilidades sociales y escolares necesarias para ser exitosos, completar la escuela secundaria, ir a la universidad y ganar más en la adultez. A lo largo de la vida de ese niño, el ahorro total para el gobierno será considerable.
  • Estos beneficios y resultados no son solo teóricos; han sido medidos a través del seguimiento de niños a nivel individual durante los programas de aprendizaje temprano, en su etapa escolar y en su paso a la adultez.
  • Por ejemplo, se estima que un incremento del 5 % en la tasa de graduación de la escuela secundaria en hombres permitiría ahorrar en California $753 millones en costos carcelarios y relacionados con el crimen.
Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest