CHS Blog

La Importancia de Dormir Bien

La Importancia de Dormir Bien
Publicado el December 20, 2017 por CHS

Dormir es una necesidad para todos, es la forma en que descansamos nuestro cuerpo y nos fortalecemos para el día siguiente. Cuando no dormimos lo suficiente, nuestro nivel de desempeño disminuye, nuestro sistema inmunológico se debilita y nos sentimos extraños a lo largo de todo el día. El sueño es especialmente importante para los niños que todavía están en desarrollo.

La cantidad de sueño que necesitan cambia a medida que crecen. En la guía a continuación, tomada de nuestro Folleto sobre el Sueño, se presenta la cantidad total de horas de sueño que su hijo necesita según su edad:

  • 0 a 3 meses: 14 a 20 horas
  • 3 a 6 meses: 14 a 16 horas
  • 6 a 12 meses: 13 a 15 horas
  • 12 a 24 meses: 12 a 14 horas
  • 2 a 4 años: 11 a 13 horas
  • 4 a 7 años: 10 a 12 horas
  • 7 a 11 años: 10 horas o más

Sarah Mahoney, de la revista Parents Magazine,  proporciona la siguiente información sobre por qué la cantidad de sueño adecuada es tan importante para su hijo.

“El Sueño Promueve el Crecimiento”
Como padres, queremos que nuestros hijos crezcan fuertes y saludables. Si bien comer en forma correcta y hacer ejercicio son factores fundamentales, el dormir bien es igual de importante. Según la Dra. Judith Owens, directora de medicina del sueño en el Centro Médico Infantil Nacional, “la hormona del crecimiento se secreta principalmente durante el sueño profundo”. Asegurarse de que su hijo duerma lo suficiente puede ayudar a aumentar las posibilidades de que crezca de manera saludable.

El Sueño Mejora la Salud
Obtener la cantidad adecuada de sueño puede mejorar la salud general de su hijo.  Por ejemplo, tanto el sistema inmunológico como los hábitos alimenticios están enlazados con tener una rutina de sueño saludable. Mientras uno está en el sueño profundo, el cuerpo produce proteínas llamadas citocinas que lo protegen contra infecciones y enfermedades. Cuando se nos priva de sueño, el conteo de citocinas disminuye, lo que nos hace más vulnerables a los resfriados y otras enfermedades. La investigación también sugiere una correlación entre la falta de sueño en los niños y problemas de salud como la obesidad. De acuerdo con Sarah Mahoney, el cuerpo “crea la hormona leptina, que nos indica que dejemos de comer”, cuando ya hemos ingerido lo suficiente. La falta de sueño puede tener un impacto negativo en la producción de leptina y a la larga causar obesidad. Con una cantidad adecuada de sueño, es menos probable que su hijo se enferme y más probable que mantenga un peso saludable.

El Sueño Mejora el Aprendizaje de su Hijo
Dormir lo suficiente aumentará la capacidad de concentración de su hijo e impulsará su aprendizaje en la escuela. Los niños pueden ponerse de mal humor cuando no duermen lo suficiente y eso puede afectar su día escolar. De acuerdo con la Dra. Owens, “los niños que duermen en forma sistemática menos de diez horas por noche antes de los 3 años tienen tres veces más probabilidades de tener problemas de hiperactividad e impulsividad al llegar a los 6 años”. Esto significa que se podría diagnosticar a un niño en forma errónea con un trastorno mental como trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) porque parece distraído en la escuela cuando en realidad solo está cansado. ¿Sabía que el cerebro de su hijo continúa aprendiendo mientras duerme? En un estudio realizado por neurocientíficos de la Universidad de Massachusetts en Amherst, los niños que tomaban una siesta eran más propensos a retener la información aprendida, en comparación con los que no tomaban una siesta. En el estudio se analizó a 40 preescolares a los que se hizo participar en un juego similar a Memoria. Los niños tomaron una siesta en la primera semana y no la tomaron en la siguiente. En la semana sin siesta, olvidaron el 15 % de lo aprendido, mientras que retuvieron todo lo que aprendieron en la semana en que durmieron siesta. Anime a su hijo pequeño a tomar siestas, ya que puede mejorar su aprendizaje en la escuela. Asegurarse de que duerma lo suficiente desde su más tierna infancia puede ayudarlo a tener mejores experiencias de aprendizaje mientras crece.

Aprenda más sobre la importancia de dormir bien por la noche en Las 7 Razones por las que su Hijo Necesita Dormir y 10 Razones por las que los Niños Necesitan Dormir.

 

Estos son algunos consejos sobre cómo ayudar a su hijo a dormir lo suficiente, proporcionados por Healthline.

Cree una Rutina para la Hora de Acostarse que Funcione para su Hijo
Tener una rutina establecida le indicará a su hijo que se acerca el momento de irse a dormir. Por ejemplo, la rutina de su hijo puede ser bañarse, cepillarse los dientes, un cuento en la cama y luego irse a dormir. Saber lo que viene a continuación generará una ambiente reconfortante, ideal para conciliar el sueño. Después de seguir un tiempo su rutina establecida, su hijo se sentirá con sueño en forma natural a la hora de acostarse.

Apague todas las Pantallas Dos Horas antes de Acostarse
Con el avance de la tecnología, cada vez es más difícil apagar todas las pantallas antes de dormir. Para ayudar a su hijo, manténgalo alejado de todas las pantallas dos horas antes de irse a la cama, haga que sus habitaciones sean “zonas sin pantallas”, y use un reloj de alarma real en lugar de usar las alarmas de su teléfono. Este método puede ayudar a su familia a dormir mejor a la larga. De acuerdo con Healthline, “las investigaciones han demostrado que las luces de la pantalla del televisor, el teléfono o el monitor de la computadora pueden interferir con la producción de la hormona melatonina”. Un alto nivel de melatonina ayuda a las personas a tener sueño y a dormir mejor por la noche. La investigación establece que “solo media hora de televisión u otro tiempo frente a la pantalla antes de acostarse puede interrumpir la producción de la hormona lo suficiente como para mantener a su hijo despierto dos horas más”.  Haga su mejor esfuerzo para mantener todas las pantallas fuera de los dormitorios o al menos apagadas por la noche para que su familia pueda dormir lo que necesita.

Coloque la Habitación de su Hijo para Animarlo a Dormir
Guarde todos los juguetes para que su hijo no se distraiga por la noche y tenga listos en su cama su muñeco de peluche o su cobija preferida. Intente tener una cama suave y cómoda y un ambiente oscuro (considere usar tonos que oscurezcan la habitación). Puede tocar música suave y relajante mientras el niño se queda dormido, pero asegúrese de apagarla una vez que esté dormido. Hacer la habitación lo más cómoda y pacífica posible, puede facilitar que su hijo se duerma por la noche.

Tranquilice a su Hijo
Es posible que el niño tenga miedo a la hora de acostarse lo cual le impida dormirse. Haga su mejor esfuerzo para tranquilizarlo en lugar de no hacer caso a sus miedos. Si consolarlo no funciona, algunos de los ejemplos que proporciona Healthline son comprar un “guardia de juguete” especial que vigilará por la noche, o bien, puede rociar la habitación con un “aerosol antimonstruos” antes de acostarse. Puede llenar con agua una simple botella rociadora y unas gotas de aceite esencial de lavanda y pegarle una etiqueta que diga “aerosol antimonstruos”. Son solo algunas ideas para ayudar a que su hijo se sienta seguro por la noche.

Aprenda más sobre cómo ayudar a su hijo a dormir con facilidad en 10 Consejos para Lograr que sus Hijos se Duerman y Cómo Hacer que su Hijo se Duerma.

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest