CHS Blog

Semana Nacional de Vacunación Infantil

Semana Nacional de Vacunación Infantil
Publicado el April 19, 2018 por CHS

Con el objetivo de promover el uso de vacunas y el acceso universal a los servicios de vacunación, del 21 al 28 de abril se celebrará la Semana Nacional de Vacunación Infantil. Si su hijo no está al día con las vacunas o si necesita la vacuna contra la gripe, consulte el Calendario de Vacunas Recomendado para Niños y Adolescentes de 18 Años o Menos, o hable con el pediatra de su hijo. Durante el invierno, hubo una temporada de gripe particularmente intensa debido a una cepa llamada virus H3N2; y aunque la mayor cantidad de casos alcanzaron su punto máximo en febrero, los científicos creen que una segunda ola llegará esta primavera. Para obtener más información sobre la última temporada de gripe y la prevención de esta enfermedad, consulte nuestro blog Por Qué Hay Tantos Casos de Gripe y Qué se Puede Hacer al Respecto.

De acuerdo con la Dra. Kathleen Berchelmann, miembro de la Academia Americana de Pediatría (Fellow of the American Academy of Pediatrics o FAAP por sus siglas en inglés), “un promedio de entre el 5 % y 20 % de la población de los Estados Unidos recibe la vacuna contra la gripe y más de 200,000 personas son hospitalizadas a causa de complicaciones”. En esta gama, son los niños los que están en mayor riesgo de contagiarse de gripe debido a que sus sistemas inmunes son más débiles que los de los adultos que no pertenecen a la tercera edad. Las vacunas no están recomendadas para las personas que hayan tenido una reacción alérgica a la vacuna, que tengan una alergia grave a los huevos o que estén enfermas con fiebre. A pesar de que brindan inmunidad contra enfermedades contagiosas, muchos padres aún tienen dudas sobre las vacunas debido a los mitos e informes falsos. A continuación, se incluyen algunos de los mitos más comunes, según el sitio de parenting.com.

“Mito 1: Recibir demasiadas vacunas puede abrumar el sistema inmune de mi hijo”.
Al ver el calendario de vacunas recomendado del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos que aparece al inicio de este blog, es comprensible que los padres se preocupen por la cantidad de vacunas que deben recibir sus hijos en una visita. Al tomar todo en consideración, el CDC recomiendan que “su hijo puede recibir un máximo de 23 vacunas hasta los dos años de edad, y hasta seis vacunas en una visita al médico”. De acuerdo con el Dr. Paul Offit, M.D., Jefe de Enfermedades Infecciosas y Director del Centro de Educación sobre Vacunas en Children’s Hospital of Philadelphia, “los niños tienen una enorme capacidad de responder de manera segura a los desafíos del sistema inmune por las vacunas… el cuerpo de un bebé es bombardeado con desafíos inmunológicos, desde bacterias en la comida hasta el polvo que respiran. Comparado con lo que usualmente se encuentran y manejan durante el día, las vacunas son literalmente una gota en el océano”. Por lo tanto, es seguro administrarle a su hijo vacunas múltiples o combinaciones de vacunas en una sola visita.

“Mito 2: Mientras otros niños estén vacunados, no es necesario vacunar a los míos”.
Inmunidad colectiva es el concepto de gente que cree que está protegida contra enfermedades y virus cuando la mayoría de las personas en la comunidad están vacunadas. A primera vista, es un razonamiento comprensible pensar que si otros niños están vacunados, entonces ellos no contagiarán a su hijo. Sin embargo, no hay garantía de que todos los niños estén vacunados. Algunos padres podrían optar por no vacunar a sus hijos por motivos personales o religiosos, mientras que algunos niños pueden tener un sistema inmune que no les permite recibir vacunas. Confiar en la inmunidad colectiva como reemplazo de las vacunas puede aumentar el riesgo de que su hijo contraiga enfermedades como el sarampión, entre otras.

“Mito 3: Las vacunas causan autismo y otros trastornos”.
Otro mito prevalente es el que dice que las vacunas causan autismo y otros trastornos. Este mito surgió de un estudio de investigación, el cual ya fue desacreditado, que fue creado por Andrew Wakefield en 1998. El estudio de Wakefield solo incluyó una muestra de 12 niños que participaron en la fiesta de cumpleaños número 10 de su hijo. Luego de una investigación realizada por el Consejo Médico General, se determinó que Wakefield les pagó a los niños en la fiesta de cumpleaños de su hijo para que donaran su sangre para la investigación. No solo eso, Wakefield también manipuló los datos; algunos de los niños que Wakefield sugirió que tenían un diagnóstico de autismo en realidad no eran autistas, y también sugirió que algunos niños que eran “previamente normales” de hecho tenían problemas de desarrollo preexistentes antes de recibir la vacuna. A pesar de que el estudio fue desacreditado, hay padres preocupados que aún pueden creer que las vacunas causan autismo y las evitan por completo. Para leer más acerca del estudio falso de Wakefield, haga clic aquí.

Conozca más acerca de los mitos relacionados con las vacunas que han sido desacreditados en el siguiente artículo: 10 Mitos sobre Vacunas Desacreditados.

Las vacunas fueron creadas para mantener sanos a los niños y protegidos de todo tipo de enfermedades. Para que una vacuna llegue al público, debe someterse a pruebas detalladas y ser aprobada para garantizar que sea segura para usted y su hijo. Tome esta oportunidad para aprender más acerca de la importancia de las vacunas leyendo los recursos adicionales que se muestran a continuación o hablando con su médico. Al vacunar a su hijo, no solo lo protege a él o ella, sino que a toda la comunidad a su alrededor.

Recursos Adicionales:

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest




[close]

Children’s Home Society of California’s Privacy Policy and Terms of Service have changed. Click here to learn more.