Podcasts

ESCUCHE
el episodio

Alimentos para el Primer Año de su Bebé

Alimentos para el Primer Año de su Bebé - Una guía para las necesidades nutricionales de su bebé

La buena nutrición es muy importante para el crecimiento y desarrollo de su bebé. En este episodio, le daremos consejos útiles para ayudarle a tomar decisiones saludables para alimentar a su bebé desde el nacimiento hasta los 12 meses de edad.

Para bebés de nacimiento a los 4 meses, solo leche materna o una fórmula fortificada con hierro es una fuente apropiada de nutrición.

La leche materna no solo le da una nutrición perfecta a su bebé, sino que también le brinda los siguientes beneficios:

  • Se digiere más fácilmente y reduce el vómito y la diarrea.
  • Fortalece el sistema inmunológico, reduciendo la probabilidad de alergias, infecciones del oído, infecciones urinarias y neumonía.
  • Reduce el riesgo de obesidad infantil.
  • Aumenta el contacto físico, lo que promueve la creación de lazos entre la madre y el bebé.
  • Para las madres, reduce el riesgo de ciertos cánceres y desarrolla el fortalecimiento de huesos, además es gratis y no requiere preparación.

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda la lactancia materna en forma exclusiva durante los primeros 4 a 6 meses y continuar aún luego de empezar alimentos sólidos durante el primer año, y luego tanto como se desee.

Aunque la lactancia materna es natural, no significa que no vaya a necesitar ayuda. Si tiene problemas para amamantar, puede pedir apoyo a su profesional médico o a un especialista en lactancia. Aquí tiene algunos consejos para un comienzo exitoso:

  • Aprenda sobre la lactancia materna antes de que nazca su bebe.
  • Comience a amamantar lo antes posible después del nacimiento.
  • Asegúrese de que su bebé se enganche correctamente.
  • Evite darle a su bebé biberones con formula, agua o chupetes hasta que el amamantamiento esté bien establecido.
  • Amamante al bebé con frecuencia para generar un buen suministro de leche.
  • Utilice un extractor de leche para guardar leche si usted trabaja, para que su bebé continúe teniendo los beneficios de la lactancia materna.

Entre los 4 y 6 meses, su bebé puede estar listo para introducir algunas comidas sólidas. Sin embargo, consulte con su pediatra antes de dárselas. Estas comidas incluyen cereales, arroz, puré de manzana y platano y peras pisadas o coladas.

Entre los 6 y los 8 meses, su bebé desarrollará la habilidad de masticar los alimentos y usará los dedos pulgar e índice para recoger pequeña piezas de comida. En este punto, además de la leche materna y la leche fortificada, puede tomar puré de papas, aguacate, duraznos pisados y colados, zanahoria y calabaza, además de bizcochos para morder, si es necesario.

Entre los 8 y los 12 meses, su bebé puede machacar los alimentos, sostener una taza y sus habilidades para alimentarse solo mejoran. Debería ser capaz de comer alimentos como tortas de arroz, pequeños cubos de queso, tortillas ligeras, yemas de huevo, yogur, harina de avena, tofu, fideos, guisantes y puré colado de pollo.

Cuando comience a presentar alimentos nuevos, empiece de a uno por vez y aguarde unos 5 días antes de dar el siguiente alimento para detectar posibles reacciones alérgicas. Las posibles reacciones alérgicas incluyen sarpullidos, vómitos, problemas respiratorios y diarrea.

Los alimentos que suelen causar reacciones alérgicas incluyen la leche de vaca, jugos y frutas cítricas, claras de huevo y productos hechos con trigo. Tenga en mente que es posible que deba presentar el mismo alimento muchas veces antes de que su bebé lo acepte.

No le dé a bebés endulzantes como miel, jarabe de maíz o alimentos que contengan estos endulzantes. Pueden contener esporas que causan botulismo infantil, una intoxicación por alimentos que puede llevar a la muerte. Además, los bebés no necesitan postres como budines, natillas o tartas. En cambio, ofrezca frutas como postre.

Recuerde que la hora de comer es un momento de aprendizaje para su bebé. Sea paciente y esté atento a las necesidades de su bebé. Aliméntelo en un lugar que sea fácil de limpiar, porque es normal que el bebé ensucie cuando está aprendiendo a comer. Cuando lo alimente con biberón, sostenga a su bebé cerca y no apoye el biberón. No permita que se quede dormido con el biberón en la boca, porque esto puede fomentar la formación de “caries provocada por el biberón”.

Puede encontrar esta información, además de otros recursos de temas de crianzas importantes en el sitio web de Children’s Home Society of California en www.chs-ca.org.

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest