Podcasts

ESCUCHE
el episodio

Cómo Enseñarle a su Hijo a Usar el Baño sin Lágrimas

Cómo Enseñarle a su Hijo a Usar el Baño sin Lágrimas - De Húmedo a Seco

Aprender a ir al baño, también llamado “educación del control de esfínteres”, requiere un trabajo en equipo entre los padres, el hijo y el prestador de cuidado infantil. El éxito depende de adultos pacientes y comprensivos y de un niño preparado en forma física, intelectual y emocional. Este podcast le ayudará a evaluar si su hijo está lista para aprender a ir al baño y darle consejos para ayudar a su hijo con la transición de paneles al baño con éxito.

Los niños suelen mostrar signos de estar listos entre los 18 y los 30 meses de edad. Puede buscar estos signos si piensa que su hijo está listo para aprender a ir al baño. Estos signos incluyen:

  • Que su niño entienda y pueda seguir instrucciones simples
  • Que pueda desvestirse y vestirse solo
  • Que pueda correr y treparse fácilmente
  • Que tenga el pañal seco por, al menos, dos horas durante el día
  • Que tenga el pañal seco luego de la siesta
  • Que exprese un interés en hacer sus necesidades o en usar el baño
  • Que tenga comportamientos afines
  • Que no le guste tener el pañal húmedo
  • Que le diga que está orinando o haciendo sus necesidades

Cuando aparezcan estos signos, comience a hablarle a su hijo sobre aprender a ir al baño. Puede comenzar enseñándole las palabras que desea que use para ir al baño y para describir la sensación de eliminación. Puede leerle uno o más cuentos infantiles sobre usar el baño. También es posible que desee comprarle una silla retrete, porque algunos niños se sienten más cómodos apoyando sus pies en el piso y pueden asustarse por el agua y la acción de jalar la cadena del baño.

Deje que su hijo se siente en la silla retrete con el pañal para acostumbrarse a la idea de ir al baño y para entender el propósito del inodoro.

La enseñanza formal puede comenzar cuando su hijo haya mostrado signos de estar listo y pueda expresar que ha mojado su pañal. Ahora puede reconocer que su cuerpo ha hecho algo diferente y usted puede ayudarle a que entienda el propósito real del inodoro.

Siente a su hijo en la silla retrete después de que ha defecado en su pañal. Quite el pañal y vacíe el contenido en el baño. Cuando le diga que se siente húmedo o ha defecado, reconozca el hecho diciendo: “Estoy contenta que me cuentes. Vamos a intentar hacerlo en el baño la próxima vez”.

Cuando su niño logre decirle que necesita ir al baño, vístalo en  calzoncillos o braguitas de entrenamiento y sugiérale que utilice el baño o la silla retrete.  

Como muchos padres saben, pueden aparecer varias dificultades cuando enseñan a sus hijos a usar el baño. Puede que su hijo no haga sus necesidades para luchar contra ellas porque no se siente listo o vuelva a comportarse como lo hacía cuando era bebé. Aprender a ir al baño es un desarrollo natural y no se puede apurar, así que no lo exija demasiado.

Los accidentes ocurren, así que trátelos de forma casual y diga algo como “Ay, veo que has mojado el pantalón. Vamos a buscar uno limpio”. Puede agregar: “A veces es difícil recordarlo cuando estás jugando. ¿Quieres que te lo recuerde?” Para muchos niños, el control urinario día y noche puede ocurrir después de los cinco años.

Otros factores externos pueden interrumpir el proceso de aprendizaje y hacer que su hijo olvide lo que ha aprendido. Estos pueden incluir: el nacimiento de un bebé, ingresar a una nueva guardería, mudarse, que un adulto abandone el hogar, enfermedad o muerte de un ser querido, incluyendo una mascota. Un niño necesita paciencia extra y recordatorios positivos durante estos tiempos difíciles.

Para alcanzar el éxito al enseñarle a su hijo a ir al baño, intente estos consejos adicionales:

  • Reconozca cada progreso con un abrazo, un beso y algunas palabras halagadoras, pero no exagere
  • Nunca critique ni castigue al niño si no tiene éxito
  • Mantenga una postura casual y de buen humor
  • Recuerde que esto es un mérito del niño; no se involucre en luchas de poder
  • Si es necesario, acompañe al niño cuando usa el baño
  • Ofrézcale libros mientras usa el baño.

Recuerde: usar el baño no es una carrera ni un concurso. En un cuarto lleno de adultos, nadie sabe ni está interesado en quién usó el baño primero. Es solo un paso que toma el niño hacia adquirir destrezas importantes para la vida. El hacerlo bien le dará confianza para alcanzar el éxito en otros aspectos de su desarrollo.

Para descargar nuestro folleto de “Como Ensenarle a su hijo al usar el baño sin lágrimas” y para encontrar otros folletos y podcasts de temas de crianza importantes, visite el sitio web de Children’s Home Society of CA en www.chs-ca.org.

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest