Podcasts

ESCUCHE
el episodio

Mantenerse Saludable

Cómo Mantenerse Saludable - La Prevención de las Enfermedades

Los niños necesitan tener la mejor salud posible para alcanzar su máximo potencial. Las enfermedades hacen que los niños pierden clases y que sus padres falten al trabajo. Este podcast le dará consejos de como asegurar que su familia se mantenga saludable para prevenir las enfermedades antes de comenzarlas.

Hay muchas cosas que puede hacer para que usted y su familia estén saludables y así reducir las posibilidades de enfermarse y tener el bienestar que merecen.

Puede prevenir enfermedades antes de que comiencen a desarrollarse a través de algunas estrategias básicas, como enseñar a sus hijos a tener una buena higiene y asegurarse de que duerman y coman lo suficiente.

Muchas enfermedades se contagian a través de los niños porque tienen mucho contacto con los demás y suelen llevarse elementos compartidos a la boca. También se contagian a través de tos y estornudos, contacto de materia fecal con alimentos u otros objetos que se llevan a la boca, contacto directo con la sangre y fluidos corporales y contacto directo entre una persona infectada y una sana.

Usted puede ayudar a reducir el contagio en la guardería de su hijo siguiendo las políticas de sanidad del prestador y manteniendo a su hijo en casa si presenta síntomas como temperatura de más de 100 grados Fahrenheit, vómitos o diarrea, infecciones oculares, sarpullidos, piojos o liendres y cualquier otro síntoma o comportamiento inusual.

Una de las formas más efectivas de prevenir el contagio de una enfermedad es lavándose las manos regularmente en forma correcta.  Lavarse las manos incluye utilizar jabón, frotarlas enérgicamente entre 10 a 15 segundos, enjuagar con agua tibia y secar bien con una toalla limpia o una desechable. Puede enseñarles a sus hijos a hacer esto antes de comer o de manipular alimentos y después de usar el baño, sonarse la nariz, agarrar objetos sucios o jugar en exteriores.

Asegúrese de que los lavabos sean accesibles para los niños más pequeños dejando una banquillo cerca e intente colocar instrucciones con imágenes como un recordatorio simpático.

Una buena higiene dental también es esencial para tener una vida sana. La falta de higiene dental puede llevar a otras enfermedades. Usted puede ayudar a proteger los dientes de sus hijos ofreciéndoles comidas bajas en azúcar, generando la rutina de lavarse los dientes luego de las comidas y antes de dormir y llevando a sus niños al dentista pediatra a partir de su primer año de edad.

También asegúrese de hacer citas regulares que incluyan citas al odontólogo y al oculista. Asegúrese de que todas las vacunas estén al día y guarde una historia médica detallada para cada niño. Recuerde que la buena salud comienza antes del nacimiento del niño. Si está embarazada, asegúrese de estar recibiendo los cuidados prenatales necesarios, que incluyen controles regulares, vitaminas prenatales, buena alimentación, y evitar el consumo de alcohol, drogas y tabaco.

Crear hábitos saludables es la mejor forma de prevenir enfermedades. Esto significa dormir bien, comer bien, ejercitarse en forma regular y evitar el estrés.

Sin el descanso suficiente, los niños son más propensos a enfermades y a tener un mal estado físico, emocional y social. Asegúrese de que su hijo esté durmiendo lo suficiente según la edad. Tener una rutina relajante a la hora de dormir, que incluya ponerse el pijama, cepillarse los dientes y leer un cuento, hace que los niños se duerman con mayor facilidad.

Los niños también necesitan hacer ejercicio físico suficiente. Al limitar el tiempo que los niños pasan mirando televisión y jugando videojuegos y al aumentar su nivel de actividad física diaria, usted puede mejorar su bienestar general.

Aunque es inevitable estresarse un poco, el estrés prolongado puede debilitar el sistema inmunológico y facilitar que uno se enferme. Al desarrollar herramientas para lidiar con el estrés, tales como recibir apoyo de familiares y amigos, buscar asesoría o aprender técnicas de relajación, usted puede reducir en gran medida los efectos dañinos del estrés.

Tener una dieta balanceada que incluya beber una buena cantidad de agua ayuda a reducir malestares. Comprar, cocinar y comer en forma saludable como familia ayuda a los niños a desarrollar hábitos saludables de alimentación que durarán toda la vida.

Para descargar nuestro folleto de “Como Mantenerse Saludable” y para encontrar otros folletos y libros de temas de crianza importantes, visite el sitio web de Children’s Home Society of CA en www.chs-ca.org.

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest