Podcasts

ESCUCHE
el episodio

Necesidades Especiales – Cuidadores

Necesidades Especiales: Información para Cuidadores

Los niños con necesidades especiales tienen más similitudes con los demás niños que diferencias, porque todos comparten las mismas necesidades básicas: aceptación, cuidado, desafíos, amor y apoyo. Un niño con necesidades especiales requiere cuidados especiales por razones emocionales, de salud, intelectuales o físicas. Como cuidador, ser consciente de las necesidades de cada niño lo ayudará a proporcionar el mejor cuidado a todos los niños.

La inclusión de un niño con necesidades especiales en su programa puede beneficiarle a usted y a todos los niños que participan en su programa. Aprenderá sobre las actividades diarias del niño, su desarrollo y rutinas y podrá trabajar como un equipo con los padres y otros profesionales para contribuir al éxito del niño.

Entonces, ¿qué hace que un niño tenga necesidades especiales? Estos niños, también llamados niños con discapacidades, experimentan algunos retrasos en el desarrollo. Según la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, los niños con necesidades especiales tienen discapacidades físicas o mentales que pueden limitarlos en “actividades importantes de la vida” como respirar, aprender, escuchar, ver, hablar o caminar.

Hay muchos tipos diferentes de necesidades especiales y un niño puede tener una combinación de discapacidades que dificulten el aprendizaje y otras actividades.  Las áreas de retraso en el desarrollo incluyen la comunicación y lo emocional, social, intelectual y físico.

Si sospecha que un niño que usted está cuidando puede tener necesidades especiales, debe hacérselo saber a los padres si aún no lo saben y recomendar una evaluación. Como cuidador del niño, es importante darles a los padres mucho apoyo y recursos comunitarios. El distrito escolar del niño suele ser el mejor lugar para comenzar un proceso de evaluación y obtener recursos.

Los desafíos que presentan las necesidades especiales hacen que sea común que cuidadores y escuelas separen a los niños con necesidades especiales de los demás niños. Pero los niños pueden recibir servicios especiales en entornos inclusivos. La inclusión permite que todos los niños, con o sin necesidades especiales, aprendan en el mismo entorno y reciban el apoyo que necesitan para tener éxito. La inclusión puede beneficiar a todos los niños ayudándolos a aprender, entender y aceptarse con sus diferencias individuales. También ofrece a los niños sin necesidades especiales la posibilidad de servir como modelos para los niños que sí las tienen. Ayudar o enseñar actividades a otros niños, tales como lavarse las manos, puede reforzar la autoestima y la confianza de un niño.

Algunas formas de satisfacer las necesidades especiales de un niño en su cuidado incluyen:

  • Responder a preguntas que los niños tengan sobre otro niño que es “diferente”.  Es importante mostrar una actitud positiva hacia esas preguntas y ayudarlos a entender y aceptar al niño que puede ser diferente.
  • Fomentar la interacción social. Enseñar a los niños cómo jugar con un niño con necesidades especiales e incluirlo.  También puede fomentar amistades ayudando al niño con necesidades especiales a involucrarse más con sus pares, fomentando el juego inclusivo y halagando a los niños cuando interactúan de manera positiva.
  • Brindar apoyo adicional. Tal vez necesite brindarle más atención a un niño con necesidades especiales que a aquellos que no las tienen. Incluya a todos los niños en los momentos especiales de juego o en las lecciones para evitar que se sientan excluidos.
  • Permitir servicios en el lugar: un niño con necesidades especiales tal vez necesite sesiones especiales con otros profesionales como especialistas médicos, terapeutas nutricionales o terapeutas del habla mientras esté bajo su cuidado. Usted debe garantizar que el niño y el terapeuta tengan un lugar tranquilo y privado para llevar a cabo una sesión.
  • Cambiar el entorno físico. Tal vez tenga que reorganizar el diseño físico de su programa. Esto puede incluir ampliar espacios para una silla de ruedas o conseguir equipamiento especial.
  • Asistir a capacitaciones sobre el trabajo con niños con necesidades especiales y hablar con otros cuidadores y padres que ya tengan bajo su cuidado niños con necesidades especiales.

Además, la Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (también conocida como IDEA, por sus siglas en inglés) protege a los niños con necesidades especiales exigiendo que las escuelas públicas suministren educación gratuita y que cada niño tenga un Plan Individualizado de Servicios para la Familia o Programa Educativo Individualizado. Estos programas también se conocen como IFSP e IEP, por sus siglas en inglés.

Si un niño a su cuidado recibe servicios especiales, usted puede tener la oportunidad de participar en su plan IFSP o programa IEP. Esto requiere una comunicación abierta con los padres y otros profesionales como el pediatra y los terapeutas del niño, realizar tormentas de ideas y usar métodos para ayudar al niño como se describe en el plan IFSP o el programa IEP, asistir a las reuniones y brindar comentarios a los padres y profesionales sobre cómo progresa el niño.

Para descargar nuestro folleto de “Necesidades Especiales” y para encontrar otros folletos y libros de temas de crianza importantes, visite la página para proveedores de cuidado infantil del sitio web de Children’s Home Society of CA en  www.chs-ca.org.

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest