Podcasts

ESCUCHE
el episodio

Necesidades Especiales – Padres

Necesidades Especiales - Información para los Padres

Si tiene un niño con necesidades especiales, sabe que ellos necesitan cuidados especiales por razones emocionales, de salud, intelectuales o físicas. Un niño con necesidades especiales tiene más similitudes con los demás niños que diferencias, porque todos comparten las mismas necesidades básicas: aceptación, cuidado, desafíos, amor y apoyo. Como padre, obtener la información y la ayuda necesarias para dar el mejor cuidado a su hijo va a promover su éxito.

Este podcast le dará más información sobre sus derechos como un padre criando un niño con necesidades especiales. También, le dará consejos sobre cómo manejar el sistema  y promover un entorno de inclusión para su niño.

Entonces, ¿qué hace que un niño tenga necesidades especiales? Estos niños, también llamados niños con discapacidades, experimentan algunos retrasos en el desarrollo. Según la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, los niños con necesidades especiales tienen discapacidades físicas o mentales que pueden limitarlos en “actividades importantes de la vida” como respirar, aprender, escuchar, ver, hablar o caminar.

Hay muchos tipos diferentes de necesidades especiales y un niño puede tener una combinación de discapacidades que dificulten el aprendizaje y otras actividades.  Las áreas de retraso en el desarrollo incluyen la comunicación y lo emocional, social, intelectual y físico.

Es común y entendible que los padres que descubren que su hijo tiene necesidades especiales reaccionen con emociones fuertes como negación, enojo, miedo o culpa. Algunos padres se sienten solos en su experiencia o se preocupan que su hijo no vaya a tener una vida feliz. Al reconocer y trabajar sus emociones, usted podrá mejorar su comprensión de las necesidades propias y de las de su familia y su hijo. Podrá aprender a manejar sus emociones con algunos de estos consejos:

  • Comunique a los demás sus sentimientos.
  • Pase tiempo con su hijo y ¡diviértase al hacerlo!
  • Busque ayuda de su familia, amigos y grupos locales de apoyo en su área para padres con hijos con necesidades especiales.
  • Aprenda más sobre las necesidades especiales de su hijo y sus derechos legales y educativos.
  • Cuídese. Es difícil satisfacer las necesidades de su familia e hijos si sus propias necesidades no están cubiertas. Recuerde descansar, hacer ejercicio físico, comer regularmente y darse tiempo para relajarse.
  • Busque asesoría familiar si sus emociones y responsabilidades son abrumadoras.

Afortunadamente, usted y su hijo tienen derechos legales para asegurarse de recibir servicios y educación adecuados. La Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (también conocida como IDEA, por sus siglas en inglés) es una ley federal que protege al niño con necesidades especiales:

  • Permitiendo a los padres o escuelas que soliciten una evaluación para un niño si sospechan que puede tener necesidades especiales.
  • Solicitando a las escuelas públicas que ofrezcan educación pública gratuita a niños con necesidades especiales identificadas.
  • Solicitando que cada niño con necesidades especiales tenga un Plan Individualizado de Servicios para la Familia (conocido como IFSP, por sus siglas en inglés) o Programa Educativo Individualizado (conocida como IEP, por sus siglas en inglés); y
  • Dando a los padres el derecho a una audiencia “de debido proceso” si no están de acuerdo con alguna decisión de la evaluación de su hijo, el plan IFSP o el programa IEP.

¿Qué es, entonces, un plan IFSP o un programa IEP?

Un Plan Individualizado de Servicios para la Familia (o IFSP por sus siglas en inglés) ayuda a las familias y profesionales con un niño recién nacido y hasta los 3 años de edad que pueda tener necesidades especiales. El plan IFSP describe los niveles actuales de desarrollo del niño, enumera los recursos, prioridades y preocupaciones del niño y su familia, establece objetivos mensurables para los próximos 6 a 12 meses y determina qué servicios de intervención temprana, como de audición, visitas al hogar o asesoría en nutrición, serán más beneficiosos para el niño. El equipo del plan IFSP puede reunirse cada 6 meses en cualquier momento durante el año escolar.

Se requiere que las escuelas públicas tengan un Programa Educativo Individualizado (o IEP por sus siglas en inglés) para cada niño de entre 3 y 21 años con necesidades especiales. El programa IEP incluye describir las necesidades especiales, delinear la educación especial del niño, establecer objetivos anuales y mensurables para el crecimiento de la educación y/o el comportamiento del niño y enumerar servicios adicionales que el niño pueda necesitar, tales como terapia física u ocupacional. El equipo del programa IEP incluye un padre o tutor legal, un cuidador o maestro, un maestro de educación especial, un prestador de servicios, un representante del distrito escolar y, si es necesario, un intérprete. Este equipo puede reunirse en cualquier momento durante el año escolar.

Usted tiene derecho a participar en la educación de su hijo. Una vez al año, usted se reunirá con el equipo del plan IFSP o del programa IEP de su hijo para discutir su progreso y establecer nuevos objetivos para el próximo año. Si no está de acuerdo con el plan que el equipo ha diseñado, puede pedir una mediación con un abogado para ayudar a resolver el desacuerdo con el equipo. Es importante comunicarse durante el año con los profesionales que trabajan con su hijo. Es útil guardar copias de historias académicas, planes IFSP o programas IEP, historias médicas y todas las notas del tratamiento.

Aunque su hijo necesite cuidados o servicios especiales, puede no necesitar asistir a una escuela especial. La inclusión permite que todos los niños, con o sin necesidades especiales, aprendan en el mismo entorno, con los servicios y el apoyo que necesitan para tener éxito. Los niños pueden recibir servicios especiales en estos contextos. Algunas características de un ambiente inclusivo que beneficia a todos los niños incluyen:

  • Expectativas apropiadas para la edad: es más probable que los adultos exijan comportamientos acordes a un niño con necesidades especiales en un ambiente integrado, lo cual puede ayudar al crecimiento social, físico e intelectual.
  • Entender las diferencias: los niños se entienden y se aceptan entre sí y sus diferencias individuales.
  • Instrucciones especializadas: si bien cada niño tiene objetivos educativos diferentes, los prestadores y maestros se aseguran de que sus métodos de enseñanza cubran las necesidades de cada niño.
  • Utilice un estilo  basado en esfuerzos: Enfóquese en las destrezas y fortalezas y brinde apoyo cuando es necesario.
  • Comunicación abierta: los prestadores de cuidado infantil y los maestros se comunican de manera abierta y regular con los padres y otros profesionales, haciéndolos partícipes claves en el éxito de su hijo. Todos los profesionales necesitan su consentimiento informado y por escrito antes de revelar alguna información confidencial sobre su hijo.
  • Pares como modelos: los niños sin necesidades especiales pueden servir como modelos para los niños que sí las tienen, y viceversa.
  • Relaciones: las amistades y relaciones sociales se fomentan entre niños con y sin necesidades especiales.

Criar a un niño con necesidades especiales puede ser desafiante y gratificante, pero recuerde que usted no está solo. Tiene muchos recursos para ayudarse y aprender más sobre las necesidades especiales de su hijo, que incluyen la escuela, el departamento estatal de salud y otros padres. Haga preguntas y busque la asistencia que necesita para su hijo.

Para descargar nuestro folleto de “Necesidades Especiales” y para encontrar otros folletos y libros de temas de crianza importantes, visite el sitio web de Children’s Home Society of CA en www.chs-ca.org.

Suscribirse a Noticias de CHS
Areas of Interest